La tienda de los sueños: Jeff Bezos y la era de Amazon

Jeff Bezos tenía la visión de que el comercio online gobernaría por encima del offline en las décadas que quedaban por venir. Amazon empezó como una tienda online, pero ni siquiera tenía este nombre.

El nombre original de la empresa, así como otros secretos, se desvelan en el libro ‘La tienda de los sueños: Jeff Bezos y la era de Amazon’, de Brad Stone. Una obra recomendable para todos los jóvenes emprendedores que quieran empezar su e-commerce. En ella, encontrarás cómo una tienda online que vendía libros se convirtió en una de las 5 mayores empresas que reinan en Wall Street.

A continuación, te explicamos todos los secretos que esconde la tienda de los sueños

1. ‘Amazon’ no era el nombre original

Cadabra.com. Este fue el dominio que adquirió en el lejano 1994 Jeff Bazos, porque quería transmitirle un nombre mágico a su proyecto.

El primer abogado de Amazon, Todd Tarbert, lo convenció de que el nombre sonaba demasiado parecido a “Cadáver”, especialmente por teléfono.

Bezos también quería el nombre “Relentless (implacable)”. Si usted visita Relentless.com hoy, adivina a dónde redirige… a amazon.com

Finalmente eligió “Amazon” porque le gustaba que la compañía fuera nombrada en honor del río más grande del mundo, de ahí el logotipo actual de la compañía.

2. En sus inicios, una campana anunciaba que alguien había realizado una compra en la plataforma

Todos los trabajadores de la entonces pequeña startup de e-commerce se reunían alrededor de la pantalla para ver si conocían al comprador. En unas pocas semanas, sonaba tantas veces al día que tuvieron que quitarla.

En el primer mes de su lanzamiento, Amazon ya había vendido libros a personas en los 50 estados de EEUU y en 45 países diferentes.

3. Un oscuro libro sobre líquenes salvó a Amazon de ir a la quiebra.

Los distribuidores de libros exigían que los minoristas ordenaran diez libros con cada pedido, y Amazon no necesitaba tanto inventario aún (o no tenía suficiente dinero).

Pero el equipo descubrió una laguna. Aunque los distribuidores requerían que Amazon ordenara 10 libros, la compañía no necesitaba recibirlos todos, podía hacer el pedido y, si algunos de los libros estaban fuera de stock, tan solo llegaba el libro pedido. Así pues, ordenaban un libro que necesitaban y nueve copias de un libro oscuro del líquen, que estaba siempre fuera de stock.

4. Jeff Bezos esperaba que sus empleados trabajaran 60 horas semanales, como mínimo.

Un empleado de la etapa inicial de la empresa, trabajó tan incansablemente durante 8 meses – en bicicleta de ida y vuelta del trabajo en la madrugada y muy tarde por la noche – que olvidó por completo la camioneta azul que había estacionado cerca de su apartamento.

Trabajaba tantas horas que nunca tuvo tiempo de leer su correo y, cuando finalmente lo hizo, encontró un puñado de multas de estacionamiento, un aviso de que su coche había sido remolcado, algunas advertencias de la compañía de remolque y un mensaje final de que su coche había sido vendido en una subasta.

5. Cuando apareció Ebay, Jeff Bezos creó su propio sitio web de subastas

La idea fracasó, pero a Bezos le encantaba.

Compró un esqueleto de $ 40,000 de un oso de la cueva de la Edad de Hielo y lo mostró en el vestíbulo de la sede de la compañía. Junto a ella había una señal que decía “Por favor, no alimente al oso”. Todavía está allí hoy.

6. Los clientes insatisfechos pueden enviar un correo al email personal de Jeff Bezos

Los clientes insatisfechos pueden enviar un correo electrónico directamente a Jeff Bezos y él lo reenvía a la persona apropiada para resolver el problema, con el asunto “?”.

Cuando un empleado recibe un e-mail de Jeff Bezos con el “?”, empieza a temblar y se activa una bomba de relojería. Tiene unas pocas horas para resolver el problema y redactar un informe sobre qué y cómo ha ocurrido.

Esta es la manera en la que tiene el CEO de Amazon de que sus clientes sepan que sus quejas son escuchadas.

7. A principios de 2002, Bezos introdujo el concepto de “two-pizza-teams” en Amazon

Los empleados se organizan en equipos de menos de diez personas, el número justo para acabar lleno comiendo dos pizzas para cenar, ya que era habitual que los empleados se quedaran a trabajar hasta bien entrada la noche.

Los equipos tenían que establecer objetivos estrictos, con ecuaciones para medir su éxito. Esas ecuaciones fueron llamadas “funciones de fitness”.

La comunicación es una señal de disfunción“, dijo Bezos. “Significa que la gente no está trabajando de una manera cercana. Debemos estar tratando de encontrar una manera de que los equipos se comuniquen menos entre sí, no más, que estén más cerca”.

8. “Fiona”, el nombre original del código de Kindle

El Kindle obtuvo su nombre original de un libro llamado “The Diamond Age” de Neal Stephenson.

Era una novela ambientada en el futuro sobre un ingeniero que roba un raro libro de texto interactivo para dárselo a su hija hambrienta de conocimiento, Fiona. El equipo que trabajó en los prototipos de Kindle pensó en este libro ficticio como nombre para el dispositivo en el que estaban trabajando.

El equipo pidió a Bezos que guardara el nombre de Fiona en un cajón y este aceptó otra sugerencia, Kindle, porque evocaba la idea de empezar un incendio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here