logmein chatbots adquisiciones ediosnews

Ofo se lanza a la conquista de Estados Unidos empezando por Seattle

Seattle parece un improbable lugar para un duelo entre empresas que comparten bicis: es lluvioso, montañoso, sus residentes no pueden conducir y otro programa de bicis compartidas recientemente se ha instalado públicamente e ignominiosamente. Pero Ofo, uno de los varios gigantes chinos en este mercado, es la tercera compañía que lanzará en la ciudad durante este agosto. Es la primera incursión de la empresa en los Estados Unidos.

Los nuevos servicios siguen el modelo de dejar a los usuarios recoger y dejar las bicicletas en cualquier lugar. Ya es muy popular en China, donde Ofo recientemente recaudó $700 millones para expandir operaciones. Su rival, Mobike, acababa de recaudar 600 millones de dólares – la última, en ambos casos, de varias rondas de cientos de millones.

El Bike-sharing, y de hecho ciclismo en general, nunca ha sido tan común en los EE.UU., especialmente en Seattle, que, a pesar de tener una cultura sana al aire libre, simplemente no es adecuado para ciclismo casual. Dicho esto, todavía es una ciudad densa, creciente y tech-savvy. Las plataformas para compartir automóviles como ReachNow y Car2Go han sido aceptadas con gran facilidad.

La ciudad acaba de publicar dos permisos para programas de bicicletas compartidas el mes pasado, uno para Spin de San Francisco y otro para LimeBike de San Mateo, y las bicicletas de ambas compañías ya corren a sus anchas por la ciudad.

Ofo se lanza a un mercado complicado y especial

Ofo será el tercero en unirse, y tiene como objetivo tener un millar de bicicletas en la ciudad a finales de mes. Al igual que los demás, se alquila escaneando el código QR de la bici. Un dólar te da una hora, aunque todas las empresas están explorando otros modelos para los usuarios frecuentes.

Curbed, un diario de Seattle de gran repercusión, obtuvo detalles sobre las bicicletas actuales antes del lanzamiento oficial del jueves. Tendrán tres engranajes, cestas por delante y serán más ligeras que las de los rivales. Eso debería ayudar con las muchas colinas de Seattle, y neumáticos airless prevendrán ‘pichazos’ en las traicioneras calles llenas de baches. El servicio de Ofo no ofrece cascos para los ciclistas, una pequeña desventaja en la que el diario hace mella y que se espera que se solucione cuanto antes.

Todas las compañías de bicis están actualmente violando la ley de cascos de Seattle, pero es improbable que los policías ‘empapelen’ a los ciclistas a menos que estén haciendo algo realmente tonto.

Por supuesto, al igual que Spin y LimeBike, habrá un “reequilibrio” significativo, es decir, camiones que llevan bicicletas desde el fondo de las colinas hasta las partes altas de la ciudad. Una característica que se ha discutido largamente. Algunos de los entendidos propnen dar ventajas o descuentos a las personas que dejen las bicicletas en sitios con alta demanda y donde poca gente las deja. ¿Por qué enviar un camión cuando se puede pagar a alguien para que deje la bicicleta en un sitio concreto?

Veremos cómo se desarrollan las plataformas actuales durante el resto del verano, pero la verdadera prueba será la caída. Y el invierno. Y la primavera. Llueve mucho allí y el número de pasajeros caerá en picado.

 

Lee ahora: ¡Se dispara la fiebre inversora en el ‘bike-sharing’ en Asia!

Más sobre bicicletas compartidas:

Gobee levanta 9 millones de dólares para competir con los unicornios de China

Wechat se suma a la moda del ‘bike-sharing’ con Mobike

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here