seabubbles-paris-futuro-tecnología

Los aerodeslizadores desembarcan en París

Cuando la ciudad de París prohibió a los vehículos circular a menos de dos millas de la orilla derecha del Siena, muchos de los conductores se quejaron. Pero una nueva solución se perfila para poder moverse por la ciudad. La llegada de SeaBubbles revoluciona la idea del transporte en la capital francesa: unos aerodeslizadores silenciosos y ecológicos se probarán en Junio de 2017.

Estas embarcaciones llamadas SeaBubbles, igual que la startup que las ha creado, son completamente eléctricas, se cargan automáticamente una vez el aerodeslizador es “aparcado” en el muelle. Estos muelles generan energía solar mediante placas solares y la corriente del río.

Para crear la startup, los fundadores se fijaron en la infrautilización del espacio: mientras que el río atraviesa el centro de la ciudad, tan sólo unas pocas balsas para turistas lo utilizan como medio de transporte.

“Es una infraestructura gratuita, porque ya existe”, afirma el fundador y vicepresidente de SeaBubbles, Alain Thébault. “Los seres humanos han construido grandes metrópolis en ríos, lagos o bahías; pero sus ciudadanos desgraciadamente utilizan los coches. Hay un montón de espacio utilizable en el agua”.

Thérbault, un navegante nato, empezó ayudando en el desarrollo de un aerodeslizador llamado Hydroptère – una embarcación que vuela parcialmente sobre el agua – y rompió récords con un diseño innovador y creativo. Se inspiró para crear SeaBubbles después de que sus hijas le dijeran que un diseño similar funcionaría para solucionar los problemas de movilidad y contaminación en las grandes ciudades.

Un servicio eficiente

Seabubbles no es la primera startup que pretende utilizar el Siena como método de transporte alternativo y viable. En 2009 se probó un servicio llamado Voguéo, el cual consistía en en taxis que travesaban el río en aproximadamente media hora. Pero el experimento finalizó en 2011 dado que el servicio era lento y no cumplía los horarios previstos.

Los nuevos aerodeslizadores en cambio, serán pedidos a modo de Uber – mediante una app – y podrán transportar a los clientes, desde un lado de la ciudad hasta el otro, en menos de 15 minutos.

SeaBubbles-futuro-tecnologia-paris
Muelle de SeaBubbles, los aerodeslizadores se cargarán automáticamente al amarrar

Futuro, ecología y utilidad; todo en uno

El tipo de transporte aerodeslizador permite reducir la resistencia al avance en un 40%, en comparación con un barco a motor del mismo tamaño. Además, este tipo de transporte no crea olas en el agua.

SeaBubbles está lanzando su primer prototipo en París gracias al gran apoyo de la alcaldesa de la capital francesa Anne Hidalgo, la cual también está planeando mejoras en los carriles para bicicletas y el nuevo tram-bus (básicamente un bus que se parece y funciona de forma parecida a un tranvía).

La compañía ya ha conseguido levantar 3 millones de dólares mediante inversores de capital riesgo. Gracias a algunos de los prototipos que pretende probar próximamente, la startup francesa pretende recaudar rápidamente 100 millones de dólares para crear un modelo de negocio sostenible y viable. La startup ya se ha puesto en contacto con otras ciudades, las cuales podrían usar su río para descongestionar el tráfico y proveer a los clientes de un transporte limpio y eficiente.

“Si tomamos el ejemplo de San Francisco, SeaBubbles podría transportar a la gente desde el Oakland Bay Bridge (San Francisco) hasta la sede de Facebook. Este viaje ahorraría una hora por la mañana y otra por la tarde a todos los empleados que deben hacer este trayecto”, dice Thébault . “Imagínese los ahorros en términos de tiempo y contaminación”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here