Airbnb aumenta su inversión en China

Tras la última ronda de 1 billón de dólares de inversión para el gigante del hospedaje, AirBnB ha decidido abrir mercado allí donde muchos otros han fracasado: China. Uber, Facebook, Twitter y, el caso más reciente, Pinterest, son solo algunos de los nombres que han claudicado ante las exigencias del gigante asiático.

Airbnb anunció el miércoles que está llamando a su filial china “Aibiying“, que significa “bienvenidos mutuamente con amor”. La empresa dice que, junto con el rebranding, está duplicando su inversión de capital en Aibiying, así como triplicando su mano de obra en el país.

Este es el tweet en el que Brian Chesky, CEO de la empresa, anunciaba la nueva estrategia en el mercado chino.

Brian Chesky es el CEO y co-fundador de AirBnB

AirBnB no es nuevo en el mercado asiático

Airbnb, que permite a los usuarios alquilar habitaciones y hogares entre sí, últimamente no ha parada quieto y no es ajeno a China: el servicio lleva activo en el país asiático durante varios años, y China ya alberga el único centro de ingeniería de Airbnb fuera de San Francisco. Sin embargo, el lanzamiento de Aibiying indica una disposición a tomar a China más seriamente.

La expansión en China es una gran oportunidad para la compañía, así como un gran riesgo. Muchas empresas de tecnología han tratado de expandirse al país, pero se enfrentan a la feroz competencia de los rivales locales favorecidos por el gobierno, así como a una legislación muy poco liberal en cuanto a la privacidad y libertad de pensamiento de sus ciudadanos. En 2010, Google trasladó su servidor a Hong Kong, para no tener que autocensurar los resultados de su motor de búsqueda. Las redes sociales Facebook, Twittero Youtube llevan años censuradas.

No sólo la legislación es dura, si no que el gobierno chino favorece a las empresas locales, ofreciendo incentivos fiscales y inyecciones de capital, frente a las empresas extrangeras: Uber vio sus ambiciones en China frustrado por Didi (y se gastó más de $ 1.000 millones en la lucha). Airbnb se enfrentará a la empresa china Tujia.com, un competidor directo que también ha recaudado mucho dinero y está valorado en más de $ 1 billón. También se enfrenta a Xiaozhu, un servicio de alquiler chino que se rumoreaba que Airbnb buscaba adquirir en diciembre de 2015. Airbnb se negó a comentar cualquier rumor.

Airbnb prefiere ir con pies de plomo. No quiere repetir los errores de su compatriota Uber y afrontar una guerra por la cuota de mercado, agresiva en capital, desde el principio en territorio ‘hostil’.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here