Al parecer, el anfitrión en AirBnB canceló su reserva en el último momento

Airbnb, el gigante de los apartamentos turísticos que ahora busca expandirse a Asia, ha prohibido el uso de su plataforma a un anfitrión de California supuestamente por actuar de forma racista hacia una huésped asiática, cancelando su reserva en el último momento.

Un portavoz de Airbnb reveló a Fortune que el anfitrión ha sido retirado permanentemente de la plataforma. “Este comportamiento es aborrecible e inaceptable”, expresó la empresa vía e-mail.

La semana pasada, Dyne Suh (estudiante de derecho de 25 años de la Universidad de California, Los Ángeles), publicó las imágenes en un post de Facebook que muestran el intercambio de mensajes con el anfitrión, quien canceló su reserva por ser asiática.

“Si fueras la última persona en la tierra, no te alquilaría el apartamento”, se puede leer en las capturas de pantalla de Dyne Suh, donde se pueden apreciar también las siguientes palabras: “Una palabra lo dice todo: asiática”.

Dyne Suh: “Soy una ciudadana estadounidense. Esta es mi casa”

Dyne Suh, junto a su prometido, había reservado una cabaña en la montaña en Big Bear Lake (California), un mes antes de su viaje programado para febrero. Más tarde, envió un mensaje al anfitrión preguntando si era posible añadir dos amigos y dos “puppies” a la reserva, explicó Dyne Suh el viernes, en Washington Post.

El 17 de febrero había tormenta de nieve y el grupo se encontraba a pocos minutos de la cabaña. Dyne Suh envió un mensaje al anfitrión avisando de su llegada próxima. Asimismo, también le preguntó acerca de los gastos adicionales por los demás huéspedes. Fue entonces cuando el anfitrión comenzó a “arrojar racismo”, tal y como Dyne Suh contó en su post de Facebook.

“Adelante … Es por eso que tenemos a Trump … No voy a permitir que a este país se le diga lo que tiene que hacer por los extranjeros”, muestran las capturas de pantalla. Estas fueron las desagradables palabras del anfitrión.

Un equipo de KTLA 5 News encontró a Dyne Suh y su grupo en la montaña, donde se llevó a cabo la primera entrevista con un smartphone.

“Soy una ciudadana estadounidense. Esta es mi casa”, dijo Suh en KTLA 5. “Pica. Pica que después de vivir en los Estados Unidos durante más de 23 años, suceda esto”.

Dyne Suh no respondió de inmediato a la petición de Fortune para comentar los acontecimientos. Esta historia apareció originalmente en Fortune.com

 

Artículos que pueden interesarte

 

AirBnB cierra una ronda de inversión de 1 Billón de dólares

AirBnB, ¿el ganador se lo lleva todo?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here