atomo-almacenar-datos-ibm-columbia-university

Almacenar datos en un átomo

La tecnología de almacenamiento de datos es una ciencia que puede utilizarse en una amplia gama de aplicaciones. Al magnetizar un átomo, enfriarlo con Helio líquido y almacenarlo en un vacío extremo, el equipo logra almacenar un solo bit de datos (un 1 o un 0) en este espacio increíblemente minúsculo.

Según el equipo de IBM Research en California, este nuevo enfoque en cuanto al almacenamiento de datos podría conducir a unidades del tamaño de una tarjeta de crédito, que podrían contener toda una biblioteca entera de iTunes o Spotify, aproximadamente 30 millones de canciones cada una.

“Llevamos a cabo esta investigación para entender lo que sucede cuando se reduce la tecnología hasta el extremo más fundamental: la escala atómica”, dice uno de los investigadores, el nanocientífico Christopher Lutz.

El equipo desarrolló su sistema, que ya les valió un Premio Nobel, el Scanning Tunneling Microscope (STM), que utiliza el “fenómeno del túnel” en la mecánica cuántica, donde los electrones pueden ser empujados a través de barreras, para estudiar la electrónica a escala atómica.

Con las condiciones extremas de vacío dentro del STM (libres de moléculas de aire y otros tipos de contaminación) los científicos fueron capaces de controlar la manipulación de un átomo de Holmio. El microscopio también utiliza Helio enfriado en estado líquido, que es importante para estabilizar el proceso de lectura y escritura magnética.

Con la ayuda del microscopio, los científicos podrían desarrollar una corriente eléctrica que dirija la orientación magnética de un solo átomo hacia arriba o hacia abajo, imitando la operación de un disco duro normal, pero a una escala mucho menor.

Discos duros del tamaño de una tarjeta de crédito

Para que te hagas una idea de la diferencia de la que estamos hablando, los discos duros de hoy utilizan unos 100.000 átomos para almacenar un solo bit. El equipo dice que la técnica podría producir unidades que son mil veces más densas que las que tenemos ahora mismo. Aunque  avisan que el final del camino está muy lejos y que habrá que esperar un buen tiempo antes de ver estos productos en el mercado.

Y, aunque que el proceso va a seguir siendo demasiado difícil y costoso de utilizar de forma comercial, por lo menos durante algún tiempo, los investigadores han demostrado que se puede hacer, que ya es un primer paso emocionante.

Esta es sólo la última de una larga serie de innovaciones en el almacenamiento de datos; a principios de este mes, unos investigadores de la Columbia University afirmaron haber introducido seis archivos digitales en una sola mota de ADN.

Aunque se han realizado esfuerzos previos para almacenar datos sobre átomos individuales, este es el resultado más pequeño y estable hasta el momento, según el equipo de IBM.

“La alta estabilidad magnética combinada con las lecturas y escrituras eléctricas demuestran que la memoria magnética de un átomo es realmente posible”, concluyeron los investigadores.

El estudio ha sido publicado en la revista Nature.

 

Más sobre tecnología

La startup de los transplantes de órganos

TOP SECRET: Sergey Brin está construyendo un zepelín inmenso en un hangar de la NASA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here