jeff-bezos-amazon-quidsi-lore

La compra de Whole Foods hace perder 22.000 millones $ a los rivales de Amazon

LA empresa de Jeff Bezos se ha quitado por fin la careta. El gigante tecnológico del e-commerce ha entrado por todo lo alto en el merado del comercio offline, demostrando una desmesurada ambición para convertirse en el rey del comercio online y offline de EEUU en diez años y del mundo en 20. La era de Amazon parece inevitable, y sus rivales ya tiemblan.

Tiembla Wall Street, también. “Mi mayor error ha sido no haber visto lo de Amazon”, afirmó Warren Buffet hace pocos meses, en referencia a no haber tenido la visión de invertir en la compañía a finales de los 90 o principios de 2000. El gran gigante tecnológico está construyendo la “compañía del todo”: Amazon Web Services, la rama de cloud compunting de la compañía, crece a un ritmo de más del 40% anual y ya la utilizan las grandes compañías del S&P 500; Amazon GO ha abierto las puertas revolucionando los supermercados al no haber empleados humanos; Alexa ha permitido que Amazon sea pionero en el mercado de la inteligencia artificial a través del control por voz; Prime entrega pedidos en escasas horas; Amazon.com, el e-commerce que reina en el mundo occidental, no necesita presentación… y una larga cantidad de ramas y servicios que ofrece Amazon, como la tarjeta de crédito con la que puedes pagar y se te carga en tu cuenta online o Blue Origin, la apuesta personal de Jeff Bezos para colonizar el espacio.

Ahora, con la adquisición por $14,000 millones de Whole Foods Market, Amazon entra de cabeza en el mundo del comercio offline, adquiriendo más de 2.000 supermercados y centros logísticos en los Estados Unidos. Y las alarmas han sonado en Walmart, Costco y demás gigantes de los supermercados.

Este fue el terremoto que causó Amazon en Wall Street el 16 de Junio

Fuente: Recode.net
La sorprendente compra realizada por la empresa por valor de $13.700 millones causó un verdadero terremoto en Wall Street, causando pérdidas por valor bursátil de $22,000 millones a sus competidores Kroger, Costco, SuperValu, Sprouts, Dollar General y Walmart.
Ya sabíamos que este gigante tecnológico tenía la ambición de introducirse en el negocio de comida a través del servicio de entrega Amazon Fresh y los futuristas supermercados sin cajeros, pero la adquisición de Whole Foods Market ha catapultado la amenaza que supone para la industria de los comestibles a otro nivel.
Lo que antes se veía como una multinacional que encabezaría el futuro del comercio mundial, gracias a que cada vez hay más usuarios de internet y que están acostumbrados a comprar online, ha acabado convirtiéndose en una amenaza totalmente real y actual. Amazon no quiere esperar a que la población sea ‘educada’ a un consumo tecnológico: si aun prefieren comprar offline, también quiere este mercado, mientras educa a la población a través de centros sin cajeros y tarjetas de crédito que se conectan a la plataforma online.
Es pronto aun para temer el monopolio de la compañía de Jeff Bezos. La mayoría de las verticales en las que está involucrada todavía están dominadas por compañías tradicionales. Pero como vimos con la reacción del mercado tras el acuerdo de Whole Foods este viernes, está claro que hay una fuerte posibilidad de que estemos entrando en una capa del futuro que bien podría llamarse “el Amazon del todo”.

Lee ahora: “Amazon valdrá 1.000.000 millones”

Más sobre Amazon:

Conoce las adquisiciones de Amazon antes de la titánica compra de Whole Foods

¡Amazon quiere comprar Slack!

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here