Amazon ha concedido 3.000 millones de dólares en créditos a comerciantes de su plataforma desde 2011

Una de las estrategias de Amazon, el gigante del comercio electrónico, para aumentar sus ventas es la concesión de pequeños créditos a los vendedores de su plataforma que busquen expandir su negocio, créditos con los que los negocios pueden ofrecer más descuentos o productos y aumentar por lo tanto las transacciones –de las que la empresa saca un porcentaje de beneficio–.

Durante estos últimos 12 meses, Amazon ha dado un total de 1.000 millones de dólares en estos préstamos, según informó un ejecutivo de la empresa a Reuters. Es una gran suma considerando que entre 2011 y 2015 se prestaron un total de 1.500 millones de dólares. En estos seis años, Amazon ya ha concedido 3.000 millones de dólares para que sus vendedores aumenten las ventas en la plataforma de e-commerce.

Según Reuters, más de 20.000 negocios han recibido ya un crédito de Amazon y más de la mitad han recibido un segundo. Los préstamos oscilan entre los 1.000 y los 750.000 dólares, con un índice de interés de entre el 6% y el 14%. Para recibir un crédito de Amazon, se necesita invitación previa.

Un negocio con pocas pérdidas

Cualquier vendedor que obtenga un crédito de Amazon, lo recibe en 24 horas directamente a la cuenta de su plataforma. El dinero se deduce de la misma cuenta de forma automática a las dos semanas, y en el caso de que no se devuelva, Amazon puede congelar de manera inmediata el negocio del comerciante.

Dar créditos y entrar en el mundo de los préstamos puede suponer un riesgo para Amazon, pero hay que tener en cuenta que la empresa posee datos de cada uno de sus vendedores como las opiniones y reseñas de los usuarios o la realización de cualquier tipo de transacción, antes de conceder un crédito.

El gigante tecnológico está planeando expandir su programa de financiación a otros países donde opera, como son Reino Unido, Francia y China. Según Financial Times, esto es un verdadero desafío a la banca tradicional, que desde la crisis global de 2008, redujo la cantidad de créditos concedidos a los pequeños comercios y negocios.

Peeyush Nahar, vicepresidente de Amazon Marketplace, cuenta a Financial Times que los negocios que reciben el crédito de Amazon tienden a utilizar el dinero para invertir en producto y para negociar mejores precios con los proveedores, por lo que las pérdidas son “muy, muy pequeñas”.

“Empezamos (la concesión de créditos) cuando vimos que el dinero era un gran impedimento para los vendedores”, añade. “Ahora tenemos que ver qué mas les limita“.

Lee ahora: Amazon bate récords y supera los $1000 dólares por acción

Jeff Bezos, CEO de Amazon ¿altruista o inversor?

Amazon dispara sus beneficios y descoloca a Wall Street

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here