startups-américa-latina-chile-emprender

El inicio de la revolución en América Latina

Las Startups en América Latina están utilizando soluciones creativas para abordar no sólo los problemas locales sino también los globales. Para los inversores de fuera del continente, la perspectiva de trabajar con estas startups puede parecer atractiva pero a la vez complicada. Invertir en startups latinoamericanas en fases iniciales puede presentar desafíos; sin embargo, a pesar de los retos, una y otra vez nos demuestran que puede valer la pena el esfuerzo.

Cuando Start-Up Chile lanzó su primera generación en 2010, había muy poco conocimiento de las startups y la emprendeduría en el continente. La mayoría de la gente ni siquiera sabía lo que eran las startups. Durante los siguientes años algo ha pasado en la región para que podamos ver un cambio tan radical en las mentalidades y capacidades emprendedoras de sus empresarios.

La inversión en países sudamericanos se ha disparado desde el lanzamiento de la primera generación de de emprendedores de Start-Up Chile. ¿Por qué? ¿Qué cambios han llevado a una región donde la emprendeduría tenía índices muy bajos a ser uno de los focos de atención de los inversores capital riesgo de todo el mundo? ¿Qué infraestructuras son necesarias para reflotar una región a partir del emprendimiento y la tecnología?

Echémosle un vistazo a cómo latinoamérica ha afrontado la situación:

Pioneer VC allanó el camino para que otros invirtieran con confianza en Latinoamérica

Algunas de las primeras firmas de capital riesgo establecidas en la región, como NXTP Labs en Argentina y Vox Capital en Brasil, han allanado el camino para que otros encuentren el éxito. En una región que tradicionalmente es muy reacia al riesgo y tiende a condenar el fracaso, estas empresas se arriesgaron a emprender proyectos temerarios mucho antes de que otros soñaran con hacerlo.

Estas empresas pioneras de capital riesgo se enfrentaron a muchos desafíos. En primer lugar, tenían que educar y desarrollar las expectativas de los empresarios locales, para que se dieran cuenta de que América Latina no es Silicon Valley, con fácil acceso al venture capital (capital riesgo) y con valoraciones estratosféricas como las estadounidenses. Sin embargo, sus éxitos y fracasos han servido como modelos ejemplares para muchas de las nuevas iniciativas de financiación que estamos viendo.

2.300 millones $ en inversión durante los últimos 5 años

A medida que el ecosistema de emprendimiento en América Latina evolucionaba, el flujo y la facilidad de hacer los trámites iniciales mejoraron significativamente y fomentaron más inversión en la región. Un análisis sobre las tendencias de inversión en América Latina revelaron que, los inversores cerraron acuerdos por valor de 2.300 millones $ durante los últimos 5 años, según la Asociación Latinoamericana de Capital de Riesgo (LAVCA).

En los últimos años, también hemos empezado a ver a las nuevas empresas respaldadas por VC (Venture Capital) que comienzan a devolver a la comunidad y a participar como inversores, ya sea como Business Angels o socios limitados en fondos. Un ejemplo es el empresario colombiano-estadounidense convertido en inversor, Andrés Barreto. Lanzó varias startups, entre ellas Grooveshark y PulsoSocial, y en 2012 inició la empresa de inversión Socialatom Ventures. La firma colombiana, que recientemente levantó un segundo fondo denominado Firstrock Capital, que invierte en empresas en fase inicial y les proporciona recursos para hacer crecer sus empresas.

La firma sigue activa y ahora se enfoca a las startups en fase inicial que tienen su equipo tecnológico en América Latina, pero cuyo mercado objetivo es Estados Unidos.

Los aceleradores locales atraen recursos

No se discute que la proliferación de aceleradores y empresarios locales que han adquirido experiencia en cada uno de los principales centros de lanzamiento de América Latina -como en Buenos Aires, Santiago y Medellín- han creado un impacto positivo en el ecosistema de financiación de la región.

Nunca ha habido un mejor momento que ahora para estar involucrado con la escena de emprendimiento latinoamericano.

Un estudio de 2014 sobre aceleradores concluyó que, sólo con la presencia de un acelerador se puede ver un importante impacto en el número de startups en fase Seed y en la fase inicial de acuerdos de capital riesgo en un ecosistema local. Este “efecto de desbordamiento” es algo que se ha visto reflejado en América Latina. El creciente número de programas de aceleración en etapas tempranas, como Start-Up Chile y Wayra, han tenido mucho que ver en el posicionamiento de la región en el mapa como un hotspot para la actividad de emprendimiento. Estos programas muestran a los inversores externos que América Latina posee abundantes oportunidades que vale la pena explorar.

Las startups de Fintech están impulsando la actividad de inversión

Las startups están irrumpiendo a todos los sectores de la economía, pero el sector de América Latina que más cambios está experimentando es la industria bancaria tradicional. Debido a que todavía hay una gran población no bancarizada en la región, las empresas de Fintech están descubriendo muchas oportunidades de éxito.

Según Finnovista, ya hay más de 1.000 startups Fintech en la región. Los socios estratégicos en los negocios tradicionales y la aprobación reglamentaria del gobierno, junto con la financiación de capital riesgo dirigida a las etapas iniciales, han hecho posible la escalada a estas empresas tanto a nivel local como global.

LAVCA mostró que las startups en el sector fintech recibieron más inversión en 2015 que cualquier otro sector emprendedor de toda la región. Las Fintech representaron casi el 30% de la inversión de todo el sector de IT en 2015, y el 40% en la primera mitad de 2016.

La red de global de startups, Startupbootcamp, anunció recientemente su expansión a Latinoamérica lanzando un programa de Fintech dedicado a México, en un esfuerzo conjunto con Finnovista. En los últimos cuatro años, Finnovista afirma haber sido testigo de cómo las startups Fintech han formado y evolucionado los servicios financieros en la región. El programa tiene como objetivo proporcionar a las empresas de Fintech de México, y más allá, el acceso a los fondos y mentores necesarios para un crecimiento fuerte y sostenido.

Seedstars también ha puesto su ojo en América Latina durante los últimos años para encontrar a los mejores empresarios y conectarlos con inversores y socios globales. La startup Mesfix y el lanzamiento de los servicios de planificación financiera de Brasil, QueroQuitar, fueron seleccionados como finalistas para presentar en la Cumbre de Seedstars.

Los gigantes tecnológicos también se han unido al festín

Google ha seleccionado recientemente más de una docena de empresas latinoamericanas para su programa Launchpad Accelerator, cuyo objetivo es ayudar a las empresas locales a alcanzar su máximo potencial aprovechando el alcance y los recursos globales de Google. Microsoft ha creado el fondo BR Startups en Brasil, para ayudar a llenar el vacío de inversión entre el capital inicial y las rondas más grandes, invirtiendo en 70 startups hasta la fecha. El gigante de pagos, Visa, también lanzó un programa de aceleración para ayudar a los nuevos negocios en el espacio de las Fintech brasileñas optimizando su modelo de negocio y ayudando en el levantamiento de fondos.

No hace mucho tiempo, los inversores de capital riesgo evitaban a toda costa las startups latinoamericanas y los emprendedores de la región tenían poco o ningún acceso a la financiación inicial para sus empresas. Pero a medida que las actitudes han cambiado y tanto las organizaciones como los gobiernos han comenzado a fomentar los ecosistemas empresariales en todo el continente, las oportunidades de inversión y la actividad en las empresas latinoamericanas ha ido aumentando constantemente. Podemos asegurar, que nunca ha habido un mejor momento para el emprendimiento y la inversión en capital riesgo en Latinoamérica.

Seguiremos informando del fuerte desarrollo de una de las regiones más infravaloradas del globo, que tiene ganas de dar un golpe sobe la mesa y enseñar a todos de lo que son capaces.

 

Lee ahora: Start-Up Chile apuesta por llevar la innovación a Latinoamérica

Más sobre Latinoamérica:

Oreegano, la nueva app para compartir las mejores recetas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here