arconic-innovacion-tecnologia-futuro-edificios-startups-edison-news

Arconic, una vista al futuro de la construcción

2017 acaba de llegar pero, Arconic ya está haciendo planes a 45 años vista.

Arconic es una empresa de ciencia de materiales, que ha previsto la construcción de un rascacielos de 4,8 kilómetros de altura construido a partir de materiales que están en desarrollo o que ya están disponibles en el mercado, incluyendo superficies de smog-eating y balcones retráctiles.

 

La torre emblema de la compañía fue inventada como parte de la campaña más grande de la empresa, conocida como The Jetsons, un homenaje a los dibujos animados de 1962 sobre el futuro en 2062. Si recuerdan su canción inicial y su vídeo de entrada (lo pueden encontrar pinchando aquí), esta es una adaptación humana hecha por Arconic. Los ingenieros de la compañía han trabajado junto a futuristas para imaginar las tecnologías que serán más útiles en unas décadas.

Edificios que limpian el aire

Sherri McCleary, uno de los principales científicos de Arconic, dice que uno de los proyectos más emocionantes e inmediatos es EcoClean, un recubrimiento especial que ayuda a los edificios a limpiar y purificar el aire circundante mediante la tecnología llamada “Smog Eating” (comedor de niebla tóxica)

Fue lanzado por primera vez en 2011 y ofrece una serie de beneficios sobre las ventanas de vidrio de panel tradicionales, dice McCleary.

“El recubrimiento funcional proporciona estética, beneficios de mantenimiento y también un beneficio al medio ambiente circundante al reducir el contenido de contaminantes a su alrededor”, dijo a Business Insider.

EcoClean trabaja con la ayuda de luz y vapor de agua, que se mezclan con los productos químicos en el revestimiento para producir átomos conocidos como “radicales libres”.

Estos “radicales libres” tiran de los contaminantes del aire y los descomponen para atrapar estos agentes impuros. El resultado final es un edificio más limpio rodeado de aire más limpio.

arconic-innovacion-tecnologia-futuro-edificios-startups-edison-news

Balcones retráctiles ¿Por qué nadie lo había pensado antes?

Otra innovación la encontramos en las propias ventanas. El nuevo diseño se llama Bloomframe. Esencialmente, es una ventana motorizada que se convierte en un balcón todo de vidrio en menos de un minuto.

Arconic ha estado mostrando la tecnología en ferias de todo el mundo y llegará al mercado en un “futuro cercano”, según un portavoz de la compañía.

En lugar de gastar el doble de dinero en materiales para construir ventanas y cornisas separadas, Arconic quiere invertir en componentes flexibles que permitan hacer edificios que no sean gigantes estáticos: edificios que se muevan.

La impresión 3D y un nuevo horizonte para la construcción

Los rascacielos construidos a partir de materiales impresos en 3D podrían extenderse hasta casi 5 km en el cielo, explicaron desde Arconic.

Algunos de los otros diseños futuristas de Arconic incluyen coches voladores, carrocerías ultraligeras y alas aerodinámicas de aviones.

Mientras tanto, continúan trabajando para empujar los límites de lo que los modernos rascacielos pueden ser y hacer. Gracias a la impresión en 3D, McCleary dice que muchas estructuras que no son actualmente factibles podrían resistir vientos fuertes y climas únicos.

“Estamos buscando optimizar los materiales que se pueden imprimir en 3D para dar más y más opciones a los diseñadores y arquitectos”, dice.

 

Lee ahora: Uber probará su flota de taxis voladores en 2020

Más sobre Tecnología del Futuro

Apple Park, las nuevas oficinas de Apple que han costado 5.000 millones

El coche volador por fin ha llegado

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here