Los consumidores quieren poder combinar más de un canal en un mismo proceso de compra

Colas interminables repletas de carritos, cestas y personas con los brazos llenos de productos, que se acaban dejando en cualquier estantería para evitar tener que esperar para pagar. Así es como podríamos describir el día a día de algunos establecimientos en hora punta, en cualquier ciudad del mundo.

La evolución del mercado ha hecho que los consumidores sean el eje central de las marcas, y que todas las estrategias y acciones que se llevan a cabo, se establezcan en base a la satisfacción de los mismos. Así, la tendencia actual es cuidar al máximo a los compradores, apostando por ofrecerles la mejor experiencia de compra.

Para evitar situaciones tan habituales en nuestro día a día como la que hemos descrito al principio, las marcas están optando por ofrecer una experiencia de compra 360º a sus clientes, permitiéndoles la posibilidad de combinar varios canales de venta en un mismo proceso de compra, facilitando y adaptándose a las necesidades puntuales de sus consumidores.

Gracias a una avanzada tecnología y con la previa identificación del usuario, ya se permite comprar de la siguiente forma: el cliente entra en el establecimiento, coge los productos que desea y sale sin pasar por caja. El registro y la monitorización de todos los artículos, en aplicaciones del comercio que conocen a su consumidor, hace que el cobro de  los productos que el comprador se ha llevado, se realice sobre la tarjeta asociada a la cuenta del usuario.

Este es solo un ejemplo de combinación de los distintos canales de venta que existen, que además de garantizar la omnicanalidad, permite al comprador vivir una experiencia completa y personalizada, ya que es quien elige cómo, dónde y cuándo quiere comprar. Así, estamos siendo testigos de cómo comprar se está convirtiendo en un proceso cada vez más sencillo, teniendo que llevar únicamente un dispositivo móvil conectado a nosotros.

Aunque parece que la experiencia de compra 360º es un futuro cada vez más cercano, lo cierto es que ya es una realidad respecto a la forma de consumo. José Luis Nevado, CEO de Sipay Plus, señala que “apostar por soluciones innovadoras que hagan la experiencia de compra más fácil y cómoda, creyendo y trabajando por el pago invisible, sin necesidad de tener que llevar ni dinero en efectivo, ni tarjetas, ni si quiera un dispositivo móvil, pudiendo llegar a pagar únicamente con nuestro cuerpo”.

Con la implementación de este tipo de técnicas se combinan varios canales en un mismo proceso de compra, y es que a los consumidores ya no les vale con poder comprar en la tienda física, a través de la página web o con el dispositivo móvil, ahora buscan una experiencia de compra 360º, utilizando varios canales en un mismo proceso y con el objetivo de vivir la mejor experiencia de compra adaptada a sus deseos y necesidades.

Lee ahora: ‘Hackathon’, una de las tradiciones más antiguas de Facebook

Más sobre e-commerce

Guerra entre Amazon y Walmart por el mercado norteamericano

Amazon y sus $3,000 millones en créditos a vendedores: un negocio inteligente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here