Los principales competidores de Uber ganan fuerza aprovechando la crisis del gigante del transporte

Uber se encuentra en plena reforma de su cultura corporativa, tras salir a luz una investigación interna que ha supuesto el despido de veinte empleados, y la dimisión de varios directivos, así como el anuncio de la retirada del mismísimo CEO Travis Kalanick durante un tiempo indefinido. Los números tampoco acompañan: las pérdidas del primer trimestre de 2017 ascienden a 700 millones de dólares.

El escenario se presenta ideal para los competidores de Uber, que han aprovechado la crisis empresarial para jugar todas sus cartas y conseguir así acaparar la máxima porción del pastel. Lyft, su principal rival, se alió con Waymo para entrar en el mercado de coches autónomos. Y en los mercados emergentes como Brasil, alternativas a Uber como la startup ’99’ reciben inyecciones masivas de inversores internacionales.

Ahora, Careem, que trabaja en más de 80 ciudades en Oriente Medio, acaba de cerrar una ronda masiva Serie E de 500 millones de dólares, siendo Daimler –la empresa de Mercedes-Benz que adquirió también Hailo, TaxiBeat y MyTaxi– uno de los inversores, junto con Kingdom Holding y Rakuten –que ya participó en la inversión inicial.

Previamente, Careem solamente había recaudado 72 millones de dólares. La presencia de algunos grandes inversores como Daimler es un reflejo de la suculenta oportunidad que están viendo los capitales de riesgo y los fondos de inversión en este mercado, hasta ahora liderado por Uber. “Con nuestra inyección de capital a Careem, estamos dando el primer paso estratégico para convertirnos en el principal proveedor de servicios de transporte en el mundo“, declaró Klaus Entenmann, CEO de Daimler Financial Services AG en un comunicado.

Oriente Medio, un mercado por explorar

“En general, creo que Oriente Medio está más en el mapa que nunca”, dice Sheika, cofundador de Careem. “Siempre hemos sido conscientes de la oportunidad: 700 millones de personas, un 10% de la población mundial. Pero la oportunidad está muy fragmentada. No tenemos un Brasil o una India, faltan infraestructura y la riqueza no está equilibrada, pero sigue siendo una grande y emocionante oportunidad“.

A pesar de que Uber y Careem sean los más presentes en la región, solamente acaparan un 1% del mercado potencial, según Sheika. “El mayor desafío es seguir creciendo”, añade. No obstante, la startup nacida en Dubai ha tenido un buen crecimiento desde que nació hace cinco años. Actualmente ya se encuentra en el club de los unicornios, con una valoración de 1.000 millones de dólares. En su empresa trabajan 250.000 conductores, con 10 millones de usuarios de la App, presencia en 80 ciudades y 13 países, y con un aumento de los viajes mensual entre un 20 y 25%.

Lee ahora: Lyft va a por Uber: La guerra por el transporte colaborativo

Más sobre Transporte Colaborativo

Grab, rival de Uber, hace una gran adquisición

El ‘Juego de Tronos’ mundial entre Uber y sus competidores

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here