Las dificultades financieras de la plataforma de música por streaming se atenuaron tras una reciente inversión

El actual CEO de Pandora, Tim Westergren, está planeando abandonar su cargo en la empresa que cofundó hace 17 años, según fuentes cercanas a la empresa a las que ha accedido Recode. Aún se desconoce quién ocupará a partir el puesto de director ejecutivo; hasta entonces Westergren seguirá al mando de la plataforma de música por streaming.

Westergren ha dirigido la empresa solamente desde 2016; previamente había sido dirigida por otros ejecutivos. Pandora nació en el año 2000 como una radio musical por internet, actualmente tiene más de 80 millones de usuarios activos mensuales y 250 millones de usuarios registrados. 

Los planes de la dimisión de Westergren llegan unas semanas después de que la empresa recibiera una inversión de 480 millones de dólares por parte de SiriusXM, a quien le corresponde a partir de ahora un 16% de las acciones de Pandora y tres asientos –de los nueve– en el consejo directivo de la compañía.

Simultáneamente a la inyección de capital, Pandora vendió Ticketfly –una startup que adquirió en 2015 por 450 millones de dólares–, a Eventbrite por 200 millones de dólares, menos de la mitad por lo que la compró.

Música por ‘streaming’, un mercado difícil

Pandora, como plataforma de música por streaming, se ha visto enfrentada a las dificultades de este sector, en el que compite con grandes como Spotify o Apple. El frente común son los altos costes de las licencias de música, que reducen significativamente los beneficios de estas empresas. Por otro lado, Pandora no ha conseguido expandirse al extranjero como han conseguido sus competidores, por lo que esta inversión fue un verdadero respiro en medio de los problemas financieros.

Con una audiencia trimestral de 100 millones de usuarios y casi cinco millones de ellos pagando una suscripción de 10 dólares mensuales, Pandora sigue quedando lejos de Spotify, que cuenta con 50 millones de suscriptores premium o Apple Music, que cuenta con 27 millones.

Lo que diferenció a Pandora en su momento, es que la plataforma es una radio personalizada: el usuario no puede escoger las canciones que quiere escuchar, sino que el servicio, a través de un algoritmo llamado Music Genome Project, ofrece al usuario listas de reproducción basadas en sus artistas o géneros favoritos. 

En esencia, es un descubridor de música según las preferencias de los usuarios, una función que también se puede encontrar en Spotify. Ahora, Pandora juega con el beneficio de haber acumulado un gran número de usuarios y deberá, con la reciente inyección de capital, desarrollar su modelo de suscripción y de publicidad para maximizar sus beneficios.

Lee ahora: Spotify dispara sus ingresos un 50% hasta los $3,000 millones

Más sobre Música

Tesla podría crear su propia plataforma de música por ‘streaming’

Noticias impactantes sobre la música online en streaming

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here