coowry-transferencia-móvil-emprendedores-startups-españa

Llevar el móvil en vez de la cartera

Coowry, una nueva solución para poder transferir dinero mediante los teléfonos móviles, es la nueva startup de dos emprendedores españoles. Esta empresa permite emitir Micropagos y transferencias mediante los teléfonos móviles. Estos pagos se cargan a la tarifa de su teléfono móvil (o se le restan de su saldo en caso de ser de prepago).

Esta plataforma de micropagos permite hacer desembolsos de hasta 10 euros, que se añadirán al precio de su tarifa de móvil. De esta manera, cualquier cliente con una tarifa móvil (contrato con alguna compañía telefónica), podría pagar cualquier importe menor a 10 euros, dinero que se le añadiría al pago de su tarifa a final de mes (o se descuentan del saldo en caso de ser cliente de prepago).

Un mercado paralizado

El modelo de negocio de Coowry ya se había planteado más de una vez, aunque nunca se había encontrado una forma viable de llevarse a cabo. El modelo consiste en permitir que los clientes hagan el pago de un producto añadiendo el coste a la tarifa de su móvil. De esta manera, a final de mes el cliente pagará su tarifa móvil más los gastos que haya incluido durante ese mes. De esta forma, la gente no necesitaría llevar dinero encima, ya que podrían usar el teléfono móvil como una tarjeta de crédito. Pero imaginemos ahora que, por ejemplo, Telefónica tuviera que financiar las compras de sus 320 millones de clientes…

Como inconveniente añadido, las telecos se ven obligadas a imponer unas comisiones muy elevadas de entre el 15% y el 50%, dependiendo del país, ya que ellas mismas pagan hasta un 10% a su canal de distribución de saldo.

Como último obstáculo, las plataformas que permiten hacer este tipo de pagos mediante el teléfono móvil, requieren que las dos partes se hayan descargado una app, por lo que es un proceso más molesto e incómodo.

Coowry, la solución del futuro

Para solucionar todos estos problemas y hacerse con el mercado, David Moreno y Carlos Heredia fundaron Coowry. Esta plataforma empezó a operar a finales del 2016 en el Sudeste Asiático (Malasia, Filipinas e Indonesia). Pero, después del rotundo éxito de la app, ya han abierto una sucursal en España y Sudamérica con tal de expandir el servicio.

“Eliminamos las comisiones de la ecuación porque las operadoras ya no tienen que intermediar con dinero. En su lugar, pagan a los negocios con saldo telefónico”, explica David Moreno a EXPANSIÓN. “El proceso es tan sencillo como enviar un SMS“.

Todos ganan: “Las telecos ya no cobran comisión, pero les sale muy rentable intercambiar cobros por servicios telefónicos, un negocio en el que manejan márgenes del 35% o 40%. Los usuarios pueden hacer micropagos con sólo conocer el número de teléfono de la otra parte, sin necesidad de rellenar formularios ni descargarse una app. Y los negocios de servicios digitales encuentran una forma viable de cobrar por acceder a una noticia premium, de ofrecer al usuario un descuento en su suscripción o de pagar a sus influencers, por ejemplo”, señala Moreno. Simplificando, este puede ser el nacimiento de una innovadora y creativa forma de operar; usar el teléfono móvil como tarjeta de crédito.

La startup acaba de cerrar una ronda de financiación por un valor aproximado de 1 millón de euros con la gestora Swanlaab Venture Factory (joint venture participada por Giza, la mayor gestora de capital riesgo de Israel) y el fondo francés Breega Capital.

Hasta la fecha, ha realizado más de 170,000 transacciones a través de 40.000 líneas móviles, y más de treinta negocios online ya aceptan Coowry como solución.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here