Musk trabaja en espacios de cinco minutos, se salta el desayuno y no mira demasiado el correo electrónico

Un recopilatorio de entrevistas a Elon Musk, realizado por el periódico Business Insider, muestra una idea aproximada de cómo es un día en la vida de Elon Musk, CEO de Tesla y SpaceX. Con dos grandes empresas que dirigir, el fundador es un hombre ocupado que trabaja siete días a la semana, se salta comidas y generalmente, no atiende a demasiadas llamadas o correos electrónicos.

Un horario estresante, como mínimo

Es un personaje pintoresco que, según respondió en un Ask Me Anything (AMA) en Reddit, solamente duerme cinco horas, levantándose cada día a las seis de la mañana. El estrés llega temprano, y es que Elon Musk tiene el mal hábito de no desayunar. Aunque sí que tiene tiempo para uno de sus rituales imprescindibles: ducharse.

Sus jornadas de trabajo oscilan entre las 85 y las 100 horas semanales, un 80% de ellas dedicadas a la ingeniería y el diseño de los productos de sus dos empresas. Trabaja en espacios de cinco minutos que apenas le dejan tomarse un respiro; repartiendo la semana entre sus responsabilidades tanto en Tesla como en SpaceX.

Los lunes y los viernes los dedica a la compañía automovilística, mientras que los martes, miércoles y jueves viaja hasta Bay Area para dirigir la empresa aeroespacial. También dedica al menos medio día a la semana para dedicarse a OpenAI y al desarrollo de la Inteligencia Artificial.

El tiempo libre, aprovechado al máximo

Durante los fines de semana, Musk suele seguir trabajando en SpaceX, aunque también saca tiempo para estar con sus cinco hijos. Y a veces hace las dos cosas al mismo tiempo–’multitasking’. La comida no parece ser uno de sus placeres, ya que le suele tomar solo cinco minutos. La cena es otra historia: Musk reconoce que es cuando tiende a comer de más.

Una o dos veces a la semana, visita el gimnasio para mantenerse en forma. Aunque también ha reconocido que una de sus bebidas favoritas es la CocaCola Light y su “ingrediente secreto” que le tiene enganchado.

Sorprendentemente –o no– al directivo le da tiempo para leer durante su tiempo libre. Algunos de sus títulos favoritos son El Señor de los Anillos y biografías como la de Benjamin Button o Albert Einstein. 

Por supuesto, durante el tiempo libre tampoco falta tiempo para la fiesta. Algunas de las fiestas más conocidas hechas por el emprendedor fueron una de cumpleaños que tuvo lugar en un castillo inglés, que acabó convirtiéndose en un juego del escondite a gran escala, y otra ocasión en la que invitó un lanzador de cuchillos para explotar globos entre las piernas de Musk.

Un día en la vida de Elon Musk no termina hasta la una de la mañana, aunque no es de extrañar de una persona que busca constantemente innovar y revolucionar el mundo en el que vivimos.

Lee ahora: La última locura de Elon Musk: ha comenzado oficialmente a excavar un túnel bajo Los Angeles

Más sobre Elon Musk

Cómo Elon Musk se convirtió en el Da Vinci de nuestros tiempos

Neuralink, el último sueño de Elon Musk

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here