granja-energia-solar energías renovables china asia edison enews

La mayor granja solar flotante del mundo

Las imágenes de la niebla tóxica de Beijing (Pekín) y millones de personas usando máscaras para poder respirar es una de las representaciones más dramáticas de la contaminación atmosférica causada por la industrialización excesiva. Ahora que China se está alejando de la fabricación industrial y dirigéndose hacia el sector de los servicios, parece que han decidido tomar contramedidas para reparar los daños hechos hasta el momento. Uno de los proyectos titánicos más espectaculares, para limpiar tanto su nombre como su aire, es la mayor granja de energía solar flotante de la faz de la tierra.

Esta semana, los medios de comunicación dieron la bienvenida a la finalización de lo que podría ser la granja solar flotante más grande del mundo, en la provincia oriental de Anhui. La instalación de 40 MW se encuentra en una ciudad minera de carbón inundada, lo que añade una especie de elemento poético a la historia: un cambio del carbón a la enegía solar y eólica. Pero la poesía no es ciertamente la razón por la que este lugar fue seleccionado: de acuerdo con una fuente del gobierno local, la superficie fría del agua mejorará la generación de energía.

La granja flotante es la última demostración de que China se está tomando en serio sus planes para convertirse en un país ecológico. A comienzos de este año, Beijing anunció que invertiría 361.000 millones $ para ampliar la capacidad de energías renovables del país en 2020. Para 2022, China debería tener 320 GW de energía eólica y solar, junto con 340 GW de energía hidroeléctrica.

Si Estados Unidos lo deja, China pasa a la cabeza

Estos planes le valieron el primer lugar en la clasificación del ranking E&Y de los 40 mercados más interesantes para invertir en energías renovables, seguido por la India, que tiene planes para llegar a los 175 GW de energía renovable en 2022. Que
China esté en el primer lugar no es de extrañar, fue el mayor consumidor de energías renovables a nivel mundial en 2015, gastando 102.900 millones $, es decir, el 36% del total gastado en energías renovables en el mundo durante ese año. El año pasado, China instaló 35 GW de capacidad de generación de energía solar, lo que, según un experto de Greenpeace citado por National Geographic, equivale a la capacidad solar total de Alemania.

Para el 2030, China tiene como objetivo generar una quinta parte de su energía a partir de fuentes renovables. El consumo de carbón ha estado cayendo consecutivamente durante los últimos tres años. Esto puede no ser una buena noticia para los productores de carbón – China engulle el 50% de la producción total del mundo de este mineral negro – pero es sin duda una buena noticia para casi todos los demás.

“probablemente el único gran país del mundo que tiene una estrategia clara y de largo plazo”

Lo que es más, la unidad renovable parece estar trabajando para la delegación internacional de China. Esta semana, el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, elogió a China por ser “probablemente el único gran país del mundo que tiene una estrategia clara y de largo plazo” en relación con la acción climática. Al mismo tiempo, Guterres lanzó un aviso al presidente estadounidense, Donald Trump, donde decía que si se mantenía al margen del Acuerdo de París se arriesgaría a dejar un vacío que otro país ocuparía rápidamente: China, Rusia, Europa o incluso Irán.

China lidera los esfuerzos en la transición a las energías renovables

Guterres no se detuvo allí. Dijo que si Estados Unidos se retiraba del Acuerdo de París – hecho que ahora ya podemos confirmar -, China tomaría automáticamente su lugar como líder de la acción climática mundial, a pesar de que actualmente es el país más contaminante del mundo. China parece estar preparándose para asumir ese cargo: su iniciativa global “One Belt, One Road” contempla inversiones de 900.000 millones de dólares en proyectos de infraestructura en los países en desarrollo, algunos de los cuales probablemente irán hacia proyectos de energías renovables – después de todo, las dos principales empresas proveedoras de los paneles solares a nivel mundial son chinas. De hecho, seis de los diez principales proveedores son chinos.

China está apostando por la energía solar, y está apostando a lo grande. Podría pasar de ser el mayor contaminador a ser el defensor más activo de la acción climática. Pero deberemos ver de qué manera llevan a cabo tal transición energética, recordemos que China tiene a cientos de miles de trabajadores en el sector minero (Carbón), por lo que no es fácil ejecutar una transición energética que también se apoye en el bienestar social. Por otra parte, es importante que el segundo mayor consumidor de energía del mundo reduzca su dependencia de la energía importada. Pero todas las razones son buenas si China quiere reducir su contaminación y convertirse en un país ecológico.

Les deseamos lo mejor y, desde mi punto de vista, doy la bienvenida a un nuevo líder ecológico que asuma el lugar que hasta ahora tenía Estados Unidos y lleve a nuestro planeta a un sistema sostenible.

 

Lee ahora: Una startup japonesa rompe el Récord Mundial de eficiencia en paneles solares

Más sobre energías renovables:

¿La energía solar rodeando tu cuerpo?

Elon Musk deja el consejo de asesores de Trump por rechazar el tratado de París

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here