espana-tecnologia-startups

España empieza a mostrar de qué es capaz

Si en el año 2007 alguien hubiera sugerido que España tendría una ciudad en el top 10 europeo y otra opositando para entrar en él, le habrían dicho que se equivocaba de mapa. Una época de miles de nuevas hornadas de recién licenciados soñando con un traje y corbata en una reputada multinacional del sector financiero, un sueldo estable de funcionario y una vida sin sobresaltos. Emprender, con el riesgo que conlleva, no era el sueño de los jóvenes de un país cuya economía estaba (y sigue estando) basada en el turismo y en el mantenimiento de auténticos ejércitos de funcionarios.

Pero ya no. Algo cambió tras la crisis de 2008. La falta de oportunidades para los recién licenciados, en una época de despidos, obligó a tomar dos caminos: emprender o viajar a Londres y Berlín en busca de nuevas oportunidades y una vida mejor.

Varios factores han contribuido a este desempeño. Con el desempleo obstinadamente alto en el 18,9 por ciento, las empresas líderes en sectores como las finanzas, las telecomunicaciones y la construcción han sido incapaces de absorber el flujo de graduados de las universidades y los institutos técnicos. Esto les ha llevado a explorar otras opciones.

Antes, emprender significaba abrir un bar. Hoy en día, emprender significa vender internacionalmente

Los jóvenes de hoy en día que han tenido que buscarse la vida o simplemente tienen dentro de sí el ‘¿y si funciona?’ beben de la fuente de las grandes figuras mediáticas de nuestra época. Sueñan con ser el nuevo Steve Jobs, Marck Zuckerberg o Elon Musk. Las promesas de el paraíso en la tierra y la admiración han sepultado el dato empírico de que de cada 10 startups, 8 cierran a los pocos años.

España llamando a la puerta del club de los unicornios

Que dos startups españolas estén franqueando la barrera del club de los ‘unicornios’, (startups con una valoración superior al billón de dólares), ha ayudado a crear la imagen de que en España también es posible crear el nuevo Apple. Casos de éxito como Cabify o Wallapop han quitado al español de a pie el sentimiento de inferioridad ante alemanes o ingleses en el mundo empresarial. Asimismo, se ha generado una cierta concentración de startups, iniciativas y vías de financiación en plazas relevantes como Valencia, Madrid y Barcelona y, a nivel regional e incluso municipal, se están prestando bastantes ayudas, como la linea ICO o ENISA. Además, los bancos españoles, como CaixaBank o el BancSabadell han creado lineas dentro de la corporación centradas en invertir e impulsar nuevos proyectos tecnológicos e industriales. Por último, el Mobile World Congress de Barcelona, el evento capital del sector Mobile, y el 4YFN, el evento paralelo de startups del MWC, han puesto España en el mapa.

Hoy en día los nuevos emprendedores tecnológicos españoles se esfuerzan por cruzar la brecha que separa a los que generan ideas de los que simplemente las clonan y las adaptan a nuevos mercados, una tendencia muy arraigada en la mayoría de startups de éxito en España. El surgimiento de empresas más orientadas hacia la sociedad, B2C, es un indicador de la creciente diversidad y madurez de la escena tecnológica en España.

El interés de adquirir startups españolas indica la madurez del mercado

El creciente interés de los compradores internacionales en la adquisición de startups españolas que han construido posiciones de mercado envidiable, incluyendo algunas que se extienden profundamente en América Latina, es señal inequívoca de que las grandes firmas de capital riesgo y los grandes jugadores del mercado tecnológico mundial empiezan a poner su foco en las startups españolas. La compra de Trip4Real por parte de AirBnB, la venta de Privalia a Vente Privee y la adquisición de TicketBis por eBay, todas por cifras millonarias (estratosféricas en el caso de Privalia y TicketBis), indican un cambio de paradigma en el ciclo de vida emprendedor en España.

Muy destacada fue la noticia de agosto en que eBay, la compañía de subastas en línea de EE. UU., adquiría Ticketbis, un mercado en línea de entradas para eventos de todo tipo, por un total de 165 millones de dólares. Fundada en 2009 y con sede en Bilbao y Madrid, Ticketbis ha desarrollado su mercado de billetes en 48 países del sur de Europa, América Latina y Asia. Ebay combinará Ticketbis con su StubHub de intercambio de billetes con sede en los Estados Unidos, ampliando el alcance de un líder del mercado estadounidense. Ticketbis y Privalia demuestran que la estrategia española pasa por la expansión a Latinoamérica

España avanza posiciones en el ranking europeo

A pesar de que aún queda un gran camino por recorrer, España ha avanzado y mucho para ponerse prácticamente a la par que otras potencias emprendedoras de Europa.

Compilado por el EDCI (European Digital City Index)

No en vano, este año Barcelona ha entrado en el top 10 de hubs tecnológicos europeos, mientras Madrid espera su oportunidad en el puesto 14, por delante de ciudades tan importantes como Brusealas, Manchester o Hamburgo. Esto supone

Mientras que las vías aéreas de Londres y Berlín están bien transitadas por jóvenes españoles talentosos, su país de origen se está convirtiendo en un lugar competitivo para lanzar una startup de tecnología. En Barcelona puede encontrarse programadores con talento por un salario de 20.000 € a 30.000 € al año, la mitad que en París, un tercio respecto a Londres y una cuarta parte comparado con Silicon Valley. Esto convierte a Barcelona y Madrid en hubs altamente competitivos con grandes perspectivas de crecimiento.

El año 2016 cierra con 568 millones de euros invertidos en startups españolas

Un año más, la inversión en España sigue en claro crecimiento, tras dos años (2014 y 2015) en el que la inversión ha ido en claro crecimiento, en comparación con el los resultados de periodos anteriores, tal y como refleja el Informe Loogic. En 2016 se produjeron más de 170 operaciones de inversión de capital en startups. El número de operaciones identificadas durante 2016 asciende a 171; la inversión en Cabify por 105, 6 millones de euros la más destacada del año. Otro dato especialmente relevante es la participación de fondos europeos en startups españolas. Hasta la fecha más de 40 fondos de inversión extranjeros han realizado alguna operación en España, y las operaciones realizadas suelen ser de cantidades importantes como los 105M€ de Cabify por parte de Rakuten, los 42M€ de Jobandtalent por parte de Atómico, los 50M€ de Hawkers por parte de O’Hara Financial, o los 22,5M€ de Cornerjob por E-Ventures y Northzone, entre otras.

Fuente: EDCI

 

Fuente: EDCI

España aprieta el acelerador para situarse entre los grandes players del mercado europeo. A pesar de esto, sigue muy por detrás del Reino Unido, Francia o Alemania, quienes en poco más de un trimestre cierran la misma cantidad de inversión. Solo en el tercer trimestre de 2016, Reino Unido contó 919 millones de dólares de inversión, frente a 857 M$ de Francia y 462M$ de Alemania. Cabe destacar que fue el primer trimestre en que Francia superó a Alemania en inversión.

El camino no será fácil, pero España tiene unas expectativas anuales de crecimiento en inversión y tamaño de las startups que apuntan al optimismo. Más fondos de inversión tanto nacionales como internacionales; herramientas públicas de financiación a nuevos proyectos y en etapa seed y de expansión; nuevas iniciativas de apoyo al emprendedor; sectores que despegan; salarios de especialistas tecnológicos más bajos que en países competidores; profesiones recién nacidas y aun así bien pagadas…Es el balance que se puede hacer, ‘grosso modo’, del ecosistema emprendedor español y su vertiginosa evolución.

Un ecosistema que ya ha dado sus primeros pasos en el tablero internacional.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here