fábricas apple apple ceo trump donald

Apple, que tiene la mayor parte de sus fábricas en China, podría empezar a manufacturar en Estados Unidos

Donald Trump ha asegurado que Tim Cook, CEO de Apple, presuntamente habría prometido la construcción de tres fábricas “enormes” en Estados Unidos, en una entrevista a The Wall Street Journal. “He hablado con [Cook], y me ha prometido tres grandes fábricas –grandes, grandes, grandes“, declaró Trump para el periódico norteamericano.

No hay información sobre qué tipo de producción tendrán las plantas, o dónde se localizarán. Pero no es la primera vez que Donald Trump reclama a Apple que manufacture en su país; durante su campaña electoral ya hizo referencia al tema, en la línea de sus políticas económicas proteccionistas. 

“Vamos a hacer que Apple empiece de una vez a construir sus malditos ordenadores en este país en vez de otros”, dijo Trump durante su discurso electoral en la universidad Virginia’s Liberty. Al mismo tiempo, el presidente electo amenazó con introducir un impuesto del 45% a todos los productos fabricados en China.

Apple no se ha pronunciado respecto a las declaraciones de Trump. La empresa tiene la mayor parte de su producción en las fábricas chinas, salvo una situada en Irlanda. Tim Cook ha defendido en numerosas ocasiones la externalización de la producción apelando a la especialización y la alta calidad de la mano de obra en estos países.

“China pone un gran esfuerzo en la manufactura”, declaró. “Estados Unidos, con el tiempo, dejó de desarrollar estas habilidades como vocación. Quiero decir que podrías coger a todos los trabajadores estadounidenses de este tipo y cabrían en la habitación en la que estamos sentados ahora. En China, ocuparían varios campos de fútbol enteros“.

 Las reformas que podrían beneficiar a Apple

Si Apple finalmente decidiera construir grandes plantas de manufactura en Estados Unidos, sería la mayor victoria para Donald Trump. Por su parte, la empresa tecnológica busca beneficios en las reformas políticas y económicas que podría llevar a cabo el gobierno de Trump, como son el recorte de impuestos por repatriación –por las ganancias adquiridas en otros países–.

De hecho, Apple ya tiene parte de su producción en Estados Unidos, como la de Corning, que se dedica a fabricar los cristales de sus teléfonos móviles. Pero Trump quiere llevarlo a otro nivel. “Los gobiernos afectan a nuestra capacidad para hacer cosas. Pueden afectar de manera positiva o negativa. Lo que hacemos nosotros es enfocarnos en las políticas”, declaró Tim Cook en un comunicado interno de la empresa.

El CEO de Apple también ha remarcado el existen otro tipo de reformas que podrían beneficiar a su corporación, como sería una simplificación general del sistema, así como una reforma en las leyes referentes a la propiedad intelectual, que según Cook, permiten “a las personas denunciar sin que ellos mismos sean nada como empresa”.

 

Lee ahora: Apple se prepara para abrir su primera tienda en Taiwán

Más sobre Apple

El precio de los iPhone 8 lo harán casi inalcanzable

Apple prueba su software para vehículos autónomos tras aliarse con Hertz

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here