Facebook, una posición de monopolio social que no piensa ceder

El gigante de las redes sociales se encuentra en la envidiable posición de poseer los servicios y aplicaciones de internet más utilizados de todo el mundo. Facebook, la red social que dio origen a la compañía, está a punto de alcanzar los 2.000 millones de usuarios, registrados – un récord sin precedentes en la historia de internet- mientras que su aplicación Messenger cuenta con 1.000 millones de usuarios activos.

Además, la compañía ha invertido sabiamente. Dos de sus adquisiciones son a su vez pilares centrales del organigrama social en el día a día de toda la sociedad. WhatsApp, que además puede empezar a ser rentable en breves, tiene más de 1.000 millones de usuarios activos en todo el mundo, predominantemente en los mercados emergentes. Mientras, Instagram alcanzó los 500 millones de usuarios el verano pasado y continúa creciendo rápidamente en prácticamente todas las partes del mundo.

Por el camino, en la primera oleada de las redes sociales globales, venció sin conceder tregua alguna a sus rivales: Twitter, quien se encuentra en búsqueda de comprador tras una gran caída bursátil desde su lanzamiento, y Google+, la red social que nunca alcanzó a afianzarse como una alternativa real a Facebook.

Sin embargo, a pesar de estos logros, Mark Zuckerberg y su equipo parecen decididos a acabar con la competencia de Snap Inc., la compañía que una vez intentó comprar por $ 3 mil millones, clonando su característica de fotos y vídeos que duran 24 horas, (el núcleo de su aplicación) en todas y cada una de sus aplicaciones.

Los intentos de Facebook para clonar Snapchat no conocen ningún límite.

Instagram Stories. Facebook Stories. Whatsapp Status. Y por último, Messenger Day. “Los grandes artistas copian. Los mejores roban”, fueron las palabras de Steve Jobs hace décadas, así como las de Picasso hace más de un siglo. Y Mark Zuckerberg lleva años intentando convertir Snapchat en una simple utilidad más en sus aplicaciones.

Primero fue Instagram Stories, sin duda la que mayor éxito ha cosechado, frenando de golpe el crecimiento de Snapchat entre los milenials y generaciones anteriores. Pero los siguientes movimientos del CEO de la mayor empresa de redes sociales del mundo (más de 2 billones de usuarios entre todas sus aplicaciones) parece haber entrado en un espiral de copia sin fin, introduciendo las ‘stories’ en todos y cada uno de sus dispositivos, confundiendo a todos y cada uno de los usuarios de Whatsapp, Facebook y, el más reciente, Messenger.

Ese enfoque parece estar funcionando para Instagram, pero la persecución implacable de Facebook para clonar a la mínima oportunidad que tiene a Snapchat,ha ido oficialmente demasiado lejos. Esta semana lanzó Messenger Day para Facebook Messenger, habiendo añadido una característica similar a WhatsApp el mes pasado.

Messenger Day, la última iniciativa para combatir a Snapchat

Un espiral de copia totalmente desenfrenado que, además, da claros síntomas claros de no estar funcionando. Mientras que cualquier usuario que entre en Snapchat o Instagram, encontrará ‘stories’ nuevos a cada segundo, es muy difícil encontrar alguien que las publique en Facebook, Whatsapp o Messenger. Es difícil encontrar a más de 3 personas al día que lo utilicen.

La gente está acostumbrada a compartir ‘stories’ en Snapchat y Instagram

¿Busca Facebook que nos cansemos de publicar ‘stories’? ¿Puede estar auto-destruyéndose a si mismo sin quererlo? ¿Busca Facebook seguir hundiendo en bolsa a Snapchat?

No podemos saber como acabará este espiral de competencia a base de clonación entre Facebook y Snapchat. Pero, pase lo que pase, los fundadores del fantasma amarillo ya son mil-millonarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here