ford-mark-fields-jim-hackett-ceo

Un nuevo CEO en Ford, una nueva era

Mark Fields, hasta ahora CEO de Ford, ha sido reemplazado en su posición de Director Ejecutivo por Jim Hackett, hecho que muestra la gran preocupación de los socios por modernizar la compañía centenaria.

Jim Hackett, director de la unidad de Ford que supervisa la conducción autónoma, tomará el lugar de Fields. Una señal clara de que los accionistas está preocupados por quedarse atrás en la carrera por desarrollar los servicios de movilidad autónomos del futuro.

La compañía, con base en Detroit, está recibiendo muchas críticas por su inmovilismo ante el avance de las nuevas tecnologías. Durante los últimos meses hemos podido ver a Tesla, una compañía de vehículos eléctricos basada en las nuevas tecnologías de autonomoción, superando la valoración de Ford en bolsa. Más adelante, incluso superó la valoración de General Motors convirtiéndose así en la productora de vehículos más valorada en la bolsa de los Estados Unidos.

Esta noticia protagonizada por Tesla puso en alerta a todos los productores de coches internacionales. Los inversores de Ford, al verse directamente afectados, se han visto obligados a tomar medidas drásticas.

El nuevo movimiento en la mesa directiva de Ford nos augura una mayor inversión y esfuerzos en el desarrollo de tecnologías para los vehículos autónomos. Desde Silicon Valley se han invertido millones en desarrollar nuevas tecnologías y adquirir startups innovadoras del sector. Y parece que tales inversiones están empezando a dar sus frutos.

En cambio, empresas como Ford se ha centrado en seguir produciendo sus vehículos tradicionales, hecho que les ha dejado muy atrás en cuanto a innovación y nuevas tecnologías.

La competencia acorrala a Ford

Esta es una situación de confrontación entre los diferentes tipos de negocio, el tradicional y el innovador, localizados mayormente en Detroit y Silicon Valleyrespectivamente. Las empresas de tecnología no pueden competir con los fabricantes de automóviles tradicionales, cuando se trata de la difícil tarea de fabricar vehículos y cumplir con los estrictos estándares establecidos por los reguladores.

Detroit se ha esforzado por adquirir el talento de la Inteligencia Artificial necesaria para crear vehículos autónomos que puedan navegar por un entorno urbano difícil.

En cuanto a los 3 grandes, General Motors y Fiat Chrysler posiblemente hayan jugado sus cartas mejor que Ford.

Además de la adquisición de Cruise Automation, General Motors invirtió 500 millones de dólares en Lyft, por lo que tiene acceso a una red ya existente para lanzar una flota de automóviles autónomos. Aunque GM está utilizando la tecnología y el talento de Silicon Valley para aventajarse, sigue manteniendo el desarrollo en la empresa y compitiendo de frente con Waymo y Tesla.

Fiat Chrysler, por su parte, ha enviado más de 500 minivans de Chrysler Pacifican a Waymo para su flota de pruebas autónomas y se rumorea que está colaborando en un servicio de taxi robot. El presidente ejecutivo de la FCA, Sergio Marchionne, está dispuesto a apostar por la ventaja competitiva de Waymo y cerrar la brecha entre las élites tecnológicas de Detroit y West Coast.

Eso nos deja con Ford

La gran actuación de Fields como CEO fue invertir mil millones de dólares en el lanzamiento de Argo AI, como parte de una iniciativa de talento para agilizar sus esfuerzos en coches autónomos. La compañía también compró la lanzadera Chariot por más de 65 millones de dólares. Pero la compañía no tiene ninguna gran alianza como las que tienen GM y FCA para dar a Wall Street la confianza de que será un líder en los coches del futuro.

Pero con Hackett al timón aseguran que buscarán alinearse más con Silicon Valley.

“Una de las cosas de las que no hemos hablado es el profundo conocimiento de Jim sobre Silicon Valley”, dijo.

Y es que todos sabemos que el funcionamiento laboral de Silicon Valley es absolutamente diferente al de las empresas tradicionales. La compañía confía en que Hackett pueda aportar una nueva visión a la compañía centenaria así como un pensamiento mucho más innovador.

 

Lee ahora: Lyft y Waymo, la alianza de los coches autónomos anti Uber

Cataluña se erige como hub de los coches eléctricos y autónomos

Peloton, la startup de vehículos autónomos, levanta 60 millones $

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here