glovo-app

Glovo, disrupción desde Barcelona

Glovo, una startup made in Barcelona fundada por Oscar Pierre y Sacha Michaud, es una app que satisface una necesidad muy simple: traerte donde sea o estés aquello que necesitas, ya sea un producto de la farmacia, una cena de un restaurante japonés o una caja de huevos del supermercado. En menos de una hora te lo traen a tu domicilio o ubicación a cambio de cobrar al usuario un suplemento por transporte y una comisión al proveedor del pedido. Glovo, en constante expansión, opera actualmente en Barcelona, Madrid, Valencia, Zaragoza, Sevilla, Málaga, Milán y París.

Glovo es una empresa de reparto sin repartidores, en la que los ‘glovers’, aquellos que realizan la recogida y entrega del pedido, trabajan a cuenta propia, aceptando o rechazando pedidos como más les convenga, y cobrando una cantidad por el transporte del pedido. ¿El modelo de negocio de Glovo? Cobrar una comisión de entre el 12% y el 35% a los establecimientos por el pedido realizado.

Glovo es vista como una startup ‘disruptiva’ y que ‘lidera el cambio’. La startup ha seguido la estela de servicios como la Nevera Roja o Just Eat, ampliando el mercado de pedidos de tan solo comida de restaurantes a envíos de cualquier tipo de producto, todo en menos de una hora, y gestionando una plantilla de cientos de repartidores pero sin contratar a ninguno, siguiendo el modelo de la economía colaborativa, aunque ellos prefieren llamar a su modelo de negocio “economía on demand”.

Las claves del éxito de Glovo las encontramos en tres puntos. El primero, es que no tienen ninguna flota de repartidores contratados por la empresa, siguiendo el modelo de AirBnB, que no posee ninguna habitación ni apartamento, y de Uber, que no posee ningún vehículo. El segundo punto, es que tampoco obliga a los establecimientos a poner ellos mismos los repartidores, como hace Just Eat. Glovo genera un mercado de economía colaborativa (u on demand, depende de a quién le preguntes en el sector emprendedores) en el que cualquiera puede trabajar ofreciendo sus servicios como repartidor cuándo y durante el tiempo que desee.

Por último, la app de Glovo tiene una UI/UX muy bien elaborada, ofreciendo al usuario una gran comodidad para moverse a través de su plataforma, realizar el pedido, seguir en todo momento la ubicación del mismo y valorar al repartidor. Un funnel perfecto para el usuario que dura menos de una hora.

glovo-economia-colaborativa

Sin duda, Glovo y sus socios fundadores son un ejemplo para muchos españoles, en especial para la población joven dada la edad de los socios fundadores, que ven como la tecnología e internet pueden hacer realidad el sueño de Silicon Valley aquí, en Barcelona, España. No en vano, Glovo ha levantado desde 2014 la espectacular cantidad de casi 8 millones de euros en financiación, según Crunchbase. Entre sus inversores encontramos a la crème de la crème del panorama inversor español: Antai Venture Builder, Bonsai Venture Capital SCR, Caixa Capital Risc, Seaya Ventures y muchos más.

Que estos inversores hayan apostado por la startup de Oscar Pierre y Sacha Michaud muestra el potencial que ven en el negocio del delivery (pedidos a domicilio), en Glovo y en su modelo de negocio. Pero, ¿se trata realmente de un negocio realmente escalable? ¿Es capaz de alcanzar la rentabilidad a medio o largo plazo? ¿Qué cambios implican en nuestro modelo social la economía colaborativa / on demand?

La economía colaborativa y el delivery, ¿muy lucrativa para los fundadores e inversores, pero poco para los trabajadores?

El sector del delivery (pedidos a domicilio) se encuentra en medio de un ‘Juego de Tronos’ en el que confrontan múltiples escenarios. Por un lado, tenemos major players que se refuerzan con ingentes sumas de capital, como Delivery Hero, que cerró una ronda de casi 400 millones de euros, o Jinn, que levantó casi 8 millones de euros para abrir mercado en España. En el otro lado de la moneda, encontramos a startups como Sprig, que ha cerrado esta semana con más de $55 millones a sus espaldas, o Maple, que lo hizo en la anterior. El motivo varia en función de la startup: la dificultad de escalar el negocio, la guerra de marketing contra la competencia, un modelo de negocio inexistente o erróneo, unos costes de adquisición y retención muy elevados o la dificultad para alcanzar el break even. 

delivery-hero-economia-colaborativa
La startup Delivery Hero, de comida a domicilio, acaba de cerrar una masiva ronda de inversión

Por el otro lado, a nivel laboral, se suceden las quejas de los trabajadores en el mercado de la economía colaborativa, tanto en startups de transporte, como Uber, o de delivery, como Glovo y Jinn. Trabajar para una startup de la economía colaborativa parecer tener una cara y una cruz: la cara es que puedes trabajar cuando y donde desees (Glovo), poner tus activos a trabajar para ti (AirBnB) o trabajar junto a tus activos (Uber). La cruz, no te garantiza un salario estable ni seguridad laboral.

El viernes de la semana anterior, repartidores de Glovo, Deliveroo y Stuart, decidieron agruparse en Barcelona para ganar fuerza en su lucha para acabar con la precaria situación laboral en el sector. El grupo de presión se llama “Riders X Derechos BCN” y denuncian el constante incumplimiento de los acuerdos verbales preestablecidos entre las startups y los trabajadores, los desequilibrios en términos de retribución y los déficit en materia de seguridad.

Los repartidores, en la mayoría de empresas del sector, no cobran por hora, ni tampoco cobran por mes. No tienen ningún contrato con la empresa más allá de darse de alta de autónomos. Glovo y las otras startups del sector saben que, si el repartidor no alcanza un mínimo de ingresos por hora, no seguirá trabajando para ellos. Y, lo que mucha gente no sabe, es la ‘volatilidad’ que existe entre los que trabajan realizando pedidos. Estos tributan en régimen de autónomo, con lo cual, además de un salario bajo, tienen que descontar impuestos, con lo que muchos de los repartidores son jóvenes que se acogen a la tarifa plana para autónomos de 50 euros que dura seis meses. Después de esto, muchos se dan de baja. Pero las compañías de delivery en todo el mundo saben que cada año hay jóvenes universitarios que quieren pagarse unas buenas vacaciones de verano. Es por ello, que en todo el mercado de los pedidos a domicilio existe una gran rotación de repartidores. No supone para ellos un empleo estable del que vivir a largo plazo.

En marzo, salieron artículos que afirmaban que, ante la precaria situación laboral de los repartidores de Glovo, estos se había agrupado para protestar por el bajo salario y por la falta de cobertura por parte de la empresa en caso de accidente. Siempre según elEspañol.com, “Actualmente un repartidor recibe menos de 3 euros por reparto. Esto implica realizar un mínimo de 10 servicios diarios. Según los datos de la propia empresa, la media está en alrededor de 30 minutos por entrega (sin considerar atascos, colas, u otras incidencias). Por lo que para efectuar 10 pedidos son necesarias un mínimo de 5 horas. Dando el valor de 3 euros a 10 repartos son 30 euros al día. En un total de 22 días al mes resultan unos 660 euros por 5 horas de trabajo.” El artículo causó tanto revuelo en el panorama emprendedor e inversor español, que el propio director tuvo que salir a la defensa del artículo.

Glovo asegura que todos sus trabajadores están rigurosamente dados de alta como autónomos. Además, no gustan de que su modelo de negocio sea definido como parte de la ‘economía colaborativa’, por las implicaciones no lucrativas que suponía en sus inicios este modelo, a pesar de que Uber, BlaBlaCar o AirBnB sean altamente lucrativos y estén asociados con este modelo económico. Prefieren que se refieran a su modelo de negocio como ‘economía on demand’, un marketplace que conecta oferta con demanda a tres niveles: proveedores (locales), distribuidores (glovers) y marketplace (app).

Pero Glovo no está, ni mucho menos, solo en esto. De hecho, las startups de delivery tan solo conectan oferta con demanda, la clave del éxito de la economía colaborativa, por lo que los repartidores son libres de trabajar o no para plataformas así.

deliverer-jinn-delivery
Jinn desembarcó en España para competir contra Glovo hace escasos meses.

Deliveroo sufrió una manifestación de sus repartidores en agosto del año pasado ante la precariedad de los salarios. El recién entrado en España, Jinn, un “Glovo made in Reino Unido“, sufrió también las protestas de sus repartidores, así como los ataques de la prensa en enero de este año. El motivo fue que Jinn cambió repentinamente la manera en que remuneraba a los repartidores, pasando de pagar por horas a por pedido, disminuyendo masivamente el salario de sus repartidores a la vez que cerraba una ronda de inversión de más de siete millones de euros. 

 

Uber, Cabify, Didi, Ola.. no es tan solo en el mercado del delivery donde encontramos una situación laboral complicada. Es inherente a la economía colaborativa, la cual apareció en tiempo de crisis para quedarse. Y la sociedad debe crear nuevas legislaciones que se adapten a un fenómeno que ha venido para quedarse. Lo que es cierto es que, gracias a plataformas como Glovo o Uber, mucha gente tiene una fuente de ingresos que, por motivos de falta de trabajo o de estudios, de otro modo no podría tener. 

 

Lee ahora: Foursquare, una odisea tecnológica del B2C al B2B 

Más sobre Economía Colaborativa

Amovens demanda a BlaBlaCar por supuesto espionaje informático

Misterbnb recauda 8,5 millones para ser el ‘Airbnb’ de la comunidad LGBT

 

 

 

 

34 Comentarios

  1. 745001 51422fantastic work Exceptional weblog here! Also your web internet site a lot up quick! What web host are you the usage of? Can I get your associate link on your host? I want my site loaded up as quick as yours lol 75668

  2. Hola

    Que tiempo has dedicado a tremendo a porte y hay demasiadas informacion que no sabia que me has enseñado, esta genial..
    te queria devolver el periodo que dedicaste, con unas infinitas
    gracias, por enseñarle a gente como yo jejeje.

    Besos

  3. 51236 675302Oh my goodness! a great post dude. Thanks Nonetheless My business is experiencing concern with ur rss . Do not know why Struggling to join it. Is there anybody getting identical rss concern? Anyone who knows kindly respond. Thnkx 347840

  4. 134001 464215Considerably, the story is in reality the greatest on this noteworthy topic. I agree along with your conclusions and will eagerly watch forward to your next updates. Saying nice one will not just be sufficient, for the wonderful clarity inside your writing. I will immediately grab your rss feed to stay privy of any updates! 461194

  5. 593193 902457Hmm is anyone else encountering difficulties with the pictures on this blog loading? Im trying to figure out if its a issue on my finish or if it is the blog. Any responses would be greatly appreciated. 480736

  6. 210196 520451I think this is among the most significant info for me. And im glad reading your article. But want to remark on some common things, The web site style is ideal, the articles is actually great : D. Good job, cheers 278435

  7. 703289 581571Aw, this was a really nice post. In thought I want to put in writing like this moreover ?taking time and actual effort to make a really very good write-up?nonetheless what can I say?I procrastinate alot and undoubtedly not appear to get one thing done. 448718

  8. 892892 39537Most beneficial human beings toasts should amuse and present give about the couple. Beginner audio systems previous to obnoxious throngs would be wise to remember often the valuable signal employing grow to be, which is to be an individuals home. finest man speech examples 510401

  9. 906083 754737In the event you are interested in picture a alter in distinct llife, starting up normally the Los angeles Surgical procedures fat reduction method is a large movement so that you can accomplishing which normally notion. shed belly fat 528194

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here