Google utilizará inteligencia artificial para identificar contenido objetable y colocar así anuncios “seguros para la marca”

A raíz de la polémica de las últimas semanas sobre publicidad de grandes compañías ubicada en Youtube junto a videos con contenido racista o que incitaba al odio, Google ha decidido utilizar Inteligencia Artificial y Machine learning para determinar cuando un video o contenido es ‘objetable’ para el anunciante.

Las últimas semanas, grandes corporaciones del tamaño de AT&T, Verizon, McDonalds o Starbucks empezaron a retirar sus anuncios de las plataformas de Google, una clara señal de que son muchas las que dudan de la capacidad de Google para evitar que sus campañas de marketing aparezcan junto a videos repugnantes, terroristas o que inciten al odio. En total, más de 250 compañías de renombre decidieron suspender sus anuncios en las plataformas de Google. 

Un portavoz de Google dijo: “Estamos trabajando con empresas acreditadas para la verificación de anuncios y comenzaremos a integrar estas tecnologías en breve”.

Utilizando la nueva herramienta de Machine Learning, desde Google afirmaron poder encontrar cinco veces más vídeos que no son apropiados para la marca anunciante.

La agencia de compra de medios propiedad de WPP, GroupM, anunció la semana pasada que está desarrollando su propia herramienta para comprar anuncios seguros para la marca. Omnicom Media Group, que administra los medios de compra anuncios de AT&T, Procter & Gamble y PepsiCo, hizo un anuncio similar el sábado.

El anuncio de Google sigue a uno similar hecho a finales de marzo en respuesta al boicot publicitario.

Las pérdidas en Youtube no suponen un gran handicap para la marca Alphabet

A pesar de la retirada de más de 250 marcas de su plataforma de videos online, Youtube, este canal tan solo representa un 8% de los ingresos anuales totales de Alphabet.

Alphabet fue capaz de generar 74.000 millones de dólares en ingresos en el año 2016, de los cuales tan solo aproximadamente 6.000 millones provinieron de Youtube. La mayoría de los ingresos de la compañía siguen llegando a través de la publicidad en su buscador, Google.

A pesar de esto, ninguna compañía va a renunciar a la ligera a un pastel de 6.000 millones de dólares y las recientes declaraciones de Google demuestran su intención de recuperar a parte de estas 250 marcas que han emigrado sus anuncios a otras plataformas online.

 

Artículos que te pueden interesar

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here