google-machine-learning-clasificacion-apps

‘Agrupación por iguales’, la última técnica de Google que compara datos sobre apps para detectar anomalías

Es cierto que la seguridad en Android siempre ha sido un desafío para Google debido a la la naturaleza abierta del sistema operativo. Sin embargo, en los últimos años, la compañía ha estado ganando terreno en su lucha contra programas maliciosos (malware) y hazañas, gracias, en parte, al uso de IA y Machine Learning para detectar apps dañinas antes de que los usuarios se las descarguen. Actualmente, la compañía ha revelado detalladamente cómo se está utilizando la técnica conocida como ‘agrupación por iguales’ para ayudar a un mantenimiento óptimo de la Play Store.

Esta técnica es bastante simple. Según los ingenieros de Google, comparando datos sobre apps que ofrecen prestaciones similares, pueden identificar aquellas que ocultan algo. Por ejemplo, si estamos buscando un grupo de 20 apps de calculadora, la app que pide permiso para acceder a tu micrófono, ubicación y agenda telefónica, probablemente no sea nada buena. El nuevo sistema de Google lo sabrá de forma automática.

Mediante Machine Learning, Google puede usar la técnica para escanear las apps que se están cargando en la Play Store. Se utiliza una serie de métricas para la agrupación de apps, incluyendo su descripción, sus metadatos y las estadísticas de cuántas veces han sido descargadas. A partir de aquí, se crea un nuevo grupo por iguales para cada app, dado que Google cree que usar categorías muy definidas, como “juegos”, no es lo suficientemente flexible para seguir las distinciones cambiantes del mundo de las apps. Asimismo, la agrupación a mano sería demasiado larga e infumable.

El porcentaje de usuarios que se habían descargado apps dañinas en la Play Store se redujo de un 0.15% en 2015, a un 0.05% en 2016

“Nos centramos en las señales que pueden afectar negativamente la privacidad del usuario, como las solicitudes de permisos que no están relacionadas con la funcionalidad básica de la app y los comportamientos reales observados”, explica Martin Pelikan, del equipo de seguridad y privacidad de Google, a través de e-mail. “Por ejemplo, es posible que una app de linterna no necesite tener acceso a la agenda telefónica del usuario o al identificador de hardware del dispositivo móvil del usuario. Lo mismo podría aplicarse a muchas otras apps, como las apps “espejo” que activan la cámara frontal del dispositivo”.

Técnicas como esta parecen estar marcando la diferencia para Google. En su más reciente revisión anual de seguridad de Android, el porcentaje de usuarios que se habían descargado apps dañinas en la Play Store se redujo de un 0.15% en 2015, a un 0.05% en 2016. Pero los datos de esa misma revisión ponen en relieve el hecho de que Google tiene que ver más vectores de ataque que canales oficiales. Muchos usuarios, especialmente de China, se descargan apps para Android desde tiendas de apps alternativas, donde la compañía no tiene el control. Y al tener esto en cuenta, el número de personas que se descargan apps dañinas en realidad aumentó ligeramente, de 0.5% en 2015, a un 0.7% en 2016.

 

Lee ahora: Google adquiere la startup Halli Labs de la India para llegar a los próximos mil millones de usuarios

Más sobre Google

Dandelion, la startup geotérmica incubada en Google, nace con dos millones

Se acerca otra multa récord para Google:

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here