Casi siete años de investigaciones y casos abiertos parecen no poner fin a la guerra entre Google y la UE

Esta vez, si se logra confirmar que Google modifica los resultados de las búsquedas por internet para favorecer el posicionamiento de sus servicios de compras –concretamente Google Shopping–, el gran gigante tecnológico se enfrentaría a una multa de 9.000 millones de euros, por parte de la Comisión Europea, en agosto de este año.

La suma respondería al total del 10% de los ingresos totales de estos servicios de compras a lo largo de estos años, desde que en abril de 2015 la Unión Europea iniciara el caso contra la supuesta competencia desleal de Google respecto a las demás empresas. No obstante, este es solamente uno de los diversos frentes abiertos que tiene Google no solo con la Unión Europea, sino con varias entidades y gobiernos alrededor del mundo.

Durante las últimas elecciones presidenciales en Estados Unidos, Google fue acusado de haber modificado los resultados de búsqueda para favorecer el voto a Hillary Clinton, según un informe realizado por la Universidad de California. Y hace poco, en Rusia tuvo que responder también a una multa por competencia desleal de 6 millones de euros.

En el caso de la Unión Europea, Google debe defenderse por las acusaciones de modificación de resultados de búsqueda –Google Shopping–, pero también por un supuesto bloqueo de competencia en AdSense, y también por instalar de manera prefabricada sus aplicaciones en los dispositivos Android.

Ante todo esto, Google se ha defendido en reiteradas ocasiones, argumentando que los anuncios que se muestran en primera instancia tras una búsqueda, no son dañinos para el usuario sino al contrario, que les son “útiles y beneficiosos”.

Contra los monopolios tecnológicos

El pasado 10 de mayo, la Comisión Europea anunció que planeaba la redacción de leyes concretas para regular las actividades de las grandes empresas tecnológicas, con el fin de vigilar todo tipo de prácticas empresariales injustas que puedan perjudicar o ser un abuso para los usuarios u otras empresas.

Apple y Google acaparan prácticamente el 100% del mercado de sistemas operativos de móviles, situación ante la que empresas pertenecientes a la competencia han decidido alzar la voz y dar su punto de vista. Spotify, Rocket Internet y Deezer se han dirigido recientemente a la Unión Europea para denunciar el abuso de las grandes firmas tecnológicas.

Entre estas prácticas desleales, los fundadores y CEOs de estas empresas destacaron el papel de la App Store y la Google Play Store como “guardianes” y “puertas de enlace” a las aplicaciones desarrolladas por ellos mismos, así como situaciones en la que ambos gigantes abusan de sus posiciones privilegiadas, como en el caso de Apple al no aceptar métodos de pago alternativos al ofrecido por ellos.

Lee ahora: Spotify denuncia ante la UE el oligopolio de Apple y Google

Directivo de Alphabet: “El mayor competidor de Google es la autocomplacencia”

Las 5 compañías tecnológicas que ofrecen mejores salarios en EEUU

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here