gateway-edison-news-harry

Un autobus autónomo por las calles de Londres

Aunque siempre solemos hablar de de los vehículos autónomos refiriéndonos a los coches, esta vez fijamos nuestra atención en otras aplicaciones para la Inteligencia Artificial en el transporte. Harry es un nuevo autobús público y autónomo que empezará a circular por Londres.

Esta clase de vehículos ya han surgido en otras partes del mundo, desde WePod en Holanda hasta CityMobil en Grecia y España. Los autobuses autónomos se están haciendo un hueco en las ciudades y ahora es el turno de Londres.

Se trata de un pequeño autobús o pod autónomo que se encuentra en fase de test desde mayo de 2016. El desarrollo de esta tecnología ha sido realizado por el Laboratorio de Investigación de Transporte del Reino Unido (TRL) mediante el proyecto GATEway. Parece que el desarrollo ya ha dado sus primeros frutos y una primera versión ha sido presentada.

Oxbotica, la firma que ha desarrollado la tecnología de Harry, afirma que 5.000 personas ya han solicitado ser partícipes de la prueba.

Harry, el vehículo autónomo para el pueblo

Harry ya está funcionando de forma gratuita en el barrio londinense de Greenwich, donde transporta a usuarios dentro de una ruta preestablecida de casi 4 km. Se trata de un primer servicio de prueba que durará 3 semanas. Se espera que transporte a más de 100 personas durante este período, con lo que se pretende analizar el funcionamiento de la máquina así como el comportamiento de los usuarios.

“Muy pocas personas han experimentado los servicios de un vehículo autónomo, por lo que se trata de permitir que la gente vea uno en persona”, dijo el director ejecutivo Graeme Smith a la BBC.

“Esperamos obtener la aceptación del público para los vehículos que comparten este tipo de espacio con ellos” añade Smith, “también estamos analizando cómo responde la gente cuando la transportan de A a B.”

Harry tiene la capacidad de transportar hasta 4 usuarios. El transporte realiza sus trayectos a una velocidad de 16 km/h y utiliza 5 cámaras y 3 sensores LIDAR que le ayudan a analizar los diferentes obstáculos y estímulos del exterior. Durante estas 3 semanas de “fase Beta”, siempre habrá un experto a bordo que será capaz de parar el vehículo si surge cualquier problema. Aunque el servicio será real y estará al alcance de todos, debemos tener en cuenta que estas semanas son básicamente un estudio del funcionamiento y la respuesta del vehículo.

En caso de funcionar correctamente y de proporcionar un servicio cómodo y eficiente a los londinenses, se espera que en 2019 ya haya una pequeña flota de Harrys circulando por la capital inglesa.

Artículos que te pueden interesar

El coche volador por fin ha llegado

Los objetivos de Tesla para el 2017 (Parte I)

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here