La policía de Hong Kong realiza una redada a gran escala contra Uber

Las malas noticias y los frentes abiertos se amontonan a las puertas de Uber. Tras un inicio de año para olvidar, ahora la compañía de transporte tiene problemas muy serios en Hong Kong.

La policía de Hong Kong detuvo el martes a 21 conductores de Uber después de una operación policial de más de tres semanas. Los 20 hombres y 1 mujer fueron arrestados bajo sospecha de conducir ilegalmente un coche de alquiler, informa Reuters.

“Quisiera remarcar que nuestra acción policial está en curso y no descartamos nuevas detenciones“, dijo Lau Tat-fai, inspector jefe de policía en el distrito de Kowloon West, Hong Kong.

La compañía de transporte no se quedó quieta y reaccionó denunciando que “el transporte compartido no debe ser un crimen“, dijo la empresa estadounidense en un comunicado. “Estamos junto con los veintiún conductores asociados a Uber y sus familias, y continuaremos brindando asistencia, incluyendo apoyo legal, durante este difícil momento”.

En el verano de 2015, la policía de Hong Kong inspeccionó las oficinas de Uber, debido a las presiones del lobby taxista hongkonés para acabar con los servicios de la empresa en la zona. La policía confiscó varios ordenadores y documentos tras interrogar a algunos de sus empleados, pero la cosa no fue a más.

La economía colaborativa es recibida diametralmente en función del país

La economía colaborativa es el futuro de la economía mundial, con un impacto mundial previsto de más de 300.000 millones de euros en 2025. AirBnB, BlaBlaCar, Uber… las más grandes del mercado colaborativo afrontan denuncias constantes de los negocios tradicionales que ven como este modelo tan disruptivo y poco regulado puede acabar con su modelo de negocio. 

En función del país, la justicia dictamina en una dirección o en otra. BlaBlaCar recientemente escapó de la justicia española, tras una denuncia de la confederación española de transporte en autobús (Confebus). Esta pidió el cierre cautelar de la actividad de la empresa de Car Sharing, con una demanda por una situación de competencia desleal. Uber, en cambio, sufrió la prohibición de su servicio por parte de la justicia italiana el mes pasado. 

Lee ahora: Elon Musk dijo ‘no’ a colaborar con Travis Kalanik

Más sobre Uber

Lyft y Waymo, la alianza de los coches autónomos anti Uber

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here