La Inteligencia Artificial podría cambiar el rumbo del sector sanitario

La Inteligencia Artificial y el Machine Learning están forzando un cambio radical del modelo de negocio para todas las partes interesadas en el sistema del cuidado médico.

Los grandes cambios en el sector sanitario impulsados por el gabinete de Barack Obama, expresidente de EEUU, representan a día de hoy un cambio contundente en el sistema sanitario del país norteamericano, que ha visto incrementada su inversión en Sanidad hasta el 18% del presupuesto nacional.

Pero incluso tal reforma en el sistema sanitario puede pasar desapercibida a dos años vista gracias a la entrada de una nueva variable que puede marcar un punto culminante en el éxito del sector. Las nuevas tecnologías, ya al alcance de las personas de todo el mundo (y más concretamente la Inteligencia Artificial), se preparan para entrar en el mercado con tal de solucionar gran cantidad de problemas difíciles de solventar por los humanos pero fáciles de automatizar mediante los ordenadores. De esta forma, el objetivo es ceder gran parte de la responsabilidad y el trabajo pesado para el ser humano a la tecnología.

¿Cómo nos puede ayudar la Inteligencia Artificial?

La solución que puede aportar la tecnología al sector sanitario es la de analizar ingentes cantidades de datos y conseguir determinados resultados que podrían costar una enorme cantidad de trabajo manual a una persona. Ofrece la posibilidad de recibir en el momento preciso la información exacta y necesaria para: poder tratar a un paciente, estudiar sus precedentes, encontrar otros casos similares… La posibilidad de evaluar mediante diferentes informes registrados por médicos de todo el mundo sobre: ¿cómo tratar a un cliente específico dados sus precedentes médicos así como su contexto sociológico? ¿cuál es el precio justo sobre un nuevo medicamento o un nuevo dispositivo de acuerdo con su efectividad? ¿Cuánto pueden ser gestionados los procesos de cura y prevención de las enfermedades a largo plazo como podrían ser los cáncer, la obesidad o el Alzheimer?
Solucionar tales problemas puede significar un avance crucial en el conocimiento de la salud humana, es por eso que aplicar las nuevas tecnologías al desarrollo de nuevos métodos de cura así como a la interconexión de los diferentes sistemas sanitarios del mundo con tal de poder ofrecer una red global de salud más eficaz y capaz de solucionar cualquier tipo de enfermedad en cualquier parte del mundo es un paso vital para el avance en este sector.

Remedios que nos puede reportar la tecnología

Los tres puntos que se pretenden abordar para la eficiencia del sector son los siguientes:

  • Primero, el sistema sanitario de hoy en día ha llevado al sector ha centrarse en conseguir la mejora del paciente al coste que sea necesario sin intentar eficiencia en la gestión de los recursos. Es por eso que la IA puede dar eficiencia al proceso de cura al proponer los procesos menos costosos y a la vez más eficaces.
  • Ha sido constatado que gran parte de los problemas en los procesos de cura de los pacientes provienen de una mala interpretación de los resultados de las pruebas iniciales. Por lo que las nuevas tecnologías ayudarán a evaluar e interpretar los resultados con tal conseguir las mejores conclusiones y de esta forma hacer más eficiente el proceso de cura.
  • Y finalmente el tratamiento de todo el paciente en vez los problemas específicos. El hecho de tratar a todo el paciente y todos sus síntomas mediante una análisis general en vez de tratar únicamente los puntos específicos donde se ha producido la lesión, hemorragia o epicentro de la enfermedad. De esta forma se previene de infecciones posteriores o desarrollos poco visibles de la enfermedad en lugares remotos.

Si pues la entrada de la Inteligencia Artificial al sector sanitario en los próximos años podría significar un cambio considerable en los procesos de cura y prevención de enfermedades. El sector sanitario, suele ser un sector poco cambiante, muy progresivo y sin avances radicales; en este caso podría recibir un empuje fuerte. También deberemos observar cómo se adaptan los sistemas sanitarios actuales a la integración de las nuevas tecnologías y a los nuevos sistemas de cura propuestos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here