kreisel-coches electricos-automobiles-edison-news

Coches de coleccionista convertidos en vehículos eléctricos

Kreisel Electric, una pequeña startup fundada por tres hermanos en Austria, se ha hecho un nombre en toda Europa reacondicionado vehículos clásicos y convirtiéndolos en eléctricos. Cogen vehículos europeos populares y les introducen sus propias baterías, de forma que aumentan significativamente su alcance y sus capacidades. La startup ya le ha reacondicionado un Mercedes G-Class a Arnold Schwarzeneger.

Ahora la compañía revela su último proyecto: un Porsche 910 clásico convertido a todo-eléctrico con un powertrain personalizado.

kreisel-coches electricos-automobiles-edison-news

kreisel-coches electricos-automobiles-edison-news

Con sus proyectos anteriores, Kreisel ha intentado llamar la atención de los fabricantes de equipos originales y, de esta forma mostrarles que pueden hacer mejores versiones de sus vehículos. Hasta el momento, solían reacondicionar coches para particulares o en series reducidas. Pero este proyecto es diferente, ya que han pasado a crear una cadena de producción de vehículos.

También se tiene que decir que el Porsche reacondicionado no es barato: 1 millón de euros ($ 1.065.000 USD).

Aunque claramente no es un vehículo destinado a la gente de a pie, verdaderamente puede existir un mercado muy amplio de clientes. Debemos recordar que estamos hablando de un modelo clásico de coleccionista, como es el Porsche 910, el cual han rehabilitado y mejorado, introduciéndole nuevas tecnologías y un motor eléctrico. Sólo se han puesto a la venta 35 unidades.

Kreisel mejora las cualidades de coches que ya eran sensacionales

El rendimiento totalmente eléctrico del coche también es impresionante gracias a la batería de 53 kW/h (de alta densidad energética), que lograron encajar en un coche de 1.100 kg:

“La batería de alto rendimiento (ión-litio), con una capacidad de 53 kilovatios-hora, que se instala en el Kreisel EVEX 910e, pesa 1.100 kilogramos y permite un alcance realista de 350 kilómetros. Para acomodar el sistema de la batería, así como el powertrain en la parte posterior, el marco del vehículo original fue modificado levemente. Además, el sistema de refrigeración del vehículo clásico fue reemplazado por un sistema de refrigeración que Kreisel desarrolló para la unidad de alto rendimiento “.

kreisel-coches electricos-automobiles-edison-news

Otra característica interesante es el sistema de carga bidireccional que permite que la batería actúe como una batería doméstica:

“La batería se puede cargar rápidamente con hasta 100 kilovatios de DC e incluso permite una gestión inteligente de la energía en combinación con una instalación fotovoltaica, por ejemplo en una casa unifamiliar: por medio de la carga bidireccional, el coche deportivo puede incluso ser utilizado como un depósito de energía para el hogar. Almacena temporalmente la energía regenerativa para dispensarlo de vuelta a la casa, si es necesario.” Es decir, el coche puede almacenar energía y transmitírsela a la casa en caso de necesitarlo.

La verdad es que es sorprendente la capacidad con que los ingenieros y especialistas han conseguido optimizar el rendimiento de los vehículos eléctricos. Hace poco más de 15 años, los coches eléctricos parecían unas máquinas ineficaces y sin ningún futuro. A día de hoy, Tesla ya es la productora de coches más valiosa en la bolsa de EEUU (por encima de Ford y General Motors) y la remodelación y adaptación de los coches tradicionales al modelo eléctrico empiezan a salir a la luz. Estamos deseando ver cuál es el siguiente paso en esta industria innovadora.

Artículos que pueden interesarte

 

Peloton, la startup de vehículos autónomos, levanta 60 millones $

El coche volador por fin ha llegado

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here