Un estudio de las universidades de Oxford y Yale muestra la cronología hacia ‘la singularidad’

En 2036, se podrá ver a robots atendiendo a los clientes de una tienda. En 2050, podría estar escribiendo el artículo más leído de The New York Times. En 2053, una operación quirúrgica automatizada sería la noticia del año.

Estas fechas forman parte de la cronología realizada en un nuevo estudio, de la mano de las universidades de Oxford y Yale, en el que se han entrevistado a 352 investigadores del mundo de la Inteligencia Artificial para que diesen sus opiniones y visiones respecto a las funciones humanas que podrían aprender los robots a lo largo del próximo siglo.

Se trata de una investigación liderada por Katja Grace, que entre otras cosas ha concluido que durante la próxima década, veremos cómo los robots aprenden todo tipo de tareas mecánicas, pero que más adelante podrían superar las habilidades humanas en ámbitos como la traducción de idiomas, o incluso en 2026, podrían ser capaces de redactar un trabajo académico mejor que un estudiante humano.

Los resultados también muestran que la mayor parte de expertos coinciden que la sustitución completa de los empleos humanos por robots no se dará hasta dentro de unos 200 años, aproximadamente. También hay un cierto optimismo sobre las consecuencias que puedan tener los avances en robótica en la humanidad, con solamente un 5% de los encuestados considerándolo la extinción de la raza humana.

Las tareas que requieren de cierta capacidad creativa y complejidad, tomarán más tiempo, sin embargo el informe concluye que para 2051, todas las tareas humanas podrán ser ya realizadas por una máquina.

Una revolución política, económica y laboral

No son pocos los estudios que vaticinan la sustitución del hombre por el robot, que en los próximos 15 años se destruirán el 38% de los empleos, o que incluso habitarán nuestro cuerpo convirtiéndonos en una especie de ‘cyborgs’. 

Tampoco son pocas las voces de alarma que, como Jack Ma, consideran el avance tecnológico en el campo de la Inteligencia Artificial y el ‘Machine Learning’ como verdaderas amenazas a la humanidad, capaces de crear la tercera guerra mundial.

Bill Gates planteó en su momento que si un robot reemplaza el trabajo de un humano, debe pagar impuestos como tal, haciendo hincapié en la necesidad de los gobiernos para empezar a concretar medidas para un futuro próximo. Otros, como Elon Musk, consideran que los humanos deberíamos fusionarnos con las máquinas para no caer en la irrelevancia. 

En lo que sí que coinciden la mayor parte de expertos en este sector, es que la introducción de los robots se dará de manera paulatina, primero sustituyendo empleos que impliquen tareas mecánicas, y más tarde en trabajos que requieran de más complejidad. Y que todo este proceso planteará un verdadero desafío a las instituciones políticas, económicas y sociales del mundo.

Lee ahora: Los robots ya aprenden mediante la Realidad Virtual gracias a Elon Musk

Más sobre Robótica

SoftBank le “roba” la mejor empresa de robots del mundo a Google

Robots sexuales entre nuestras sábanas: ¿Un futuro deseable?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here