little spoon-bebes-edison-news-startups-delivery

Little Spoon lanza un servicio de “delivery” en Nueva York

Las startups de entrega de alimentos han demostrado ser negocios difíciles. Las empresas de este sector suelen centrarse en un crecimiento exponencial de los usuarios más que en la rentabilidad a corto plazo. Una pesadilla para los contables y administradores, ya que supone una gran inversión de capital en un sector donde muy pocos consiguen triunfar. Pero el secreto reside en encontrar el nicho de mercado especial, ese sector que aún no haya sido explotado y pueda suponer un éxito entre los usuarios. Este Blue Ocean, como se denomina en el mundo empresarial, es lo que busca cubrir Little Spoon.

El mundo del “delivery” parece estar buscando nuevos horizontes y nichos de mercado. Yumi, anunció su lanzamiento la semana pasada; Gather, la compañía de kits de comida de Ayesha Curry, también introdujo un servicio de entrega de alimentos para bebés; y Thistle, una startup de entrega de comida saludable, también ha decidido abordar el sector de las comidas para recién nacidos. Y ahora ha llegado Little Spoon, un nuevo servicio de entrega de comida saludable para bebés, financiada por Seinder Rad de Tinder y Kyle O’Brien de Chobani.

La cofundadora, Michelle Muller, creó Little Spoon después de darse cuenta de que no encontraba ninguna opción viable de comida saludable y fresca para su pequeña, en todo Nueva York.

“Hay mejores opciones para su perro que para su bebé”, declaró a TechCrunch.

Un mercado incierto pero libre

No se puede saber con exactitud qué demanda hay para este tipo de servicio en el mercado. Los bebés no necesitan mucho y, parece bastante fácil de mezclar algunos plátanos o hacer puré de zanahorias en el procesador de alimentos de casa. Pero también debemos pensar cuánto tiempo tienen los padres de hoy en día. La nueva horneada de familias suelen ser padres trabajadores, con muchas relaciones sociales y poco tiempo, y el poco tiempo que les sobra lo preferirían invertir jugando con sus hijos más que cocinando.

Sin embargo, otras startups de comida para bebés no han conseguido ser exitosas y han tenido que cerrar su servicio. Little Spoon podría convertirse en otra víctima si comete los mismos errores. Yumi estaba en fase beta el año pasado (con el nombre de Caer), pero desde entonces se ha cambiado de nombre y dice que no abrirá el servicio hasta “mediados de 2017”. Shoogies, un servicio de entrega de comida preparada en la ciudad de Nueva York ha tenido que cerrar la empresa. Si el motivo es la falta de demanda sólida, u otras razones, lo desconocemos.

Veremos cuál es el destino de esta startup innovadora en cuanto a servicio y target. Le deseamos toda la suerte para conseguir entrar en este mercado que parece estar cada vez más saturado en las grandes ciudades. Seguiremos informando de la actualidad de Little Spoon durante los próximos meses.

Artículos que pueden interesarte

Evan Spiegel: “Snapchat no buscará crecimiento en países pobres como España”

Universia integra Beroomers y salta al mercado de alojamientos universitarios

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here