turvo-inversion-eric-gilmour

Turvo pretende abarcar toda una cadena de suministros

Turvo, una startup de logística con base en Sunnyvale (California), sorprendió con una idea tan disruptiva que ha conseguido recaudar 25 millones de dólares en Series A.

Esta empresa conecta a personas para que se envíen paquetes mediante la economía colaborativa. Este concepto no suena demasiado innovador ni disruptivo, dado que ya existen bastantes startups que ofrecen este servicio. Pero Turvo se ha diferenciado en su plan de acción, es decir, han propuesto caminos alternativos que pueden significar un factor diferenciativo con las demás empresas del sector.

La gran inversión que ha recibido Turvo nos reafirma que en el mundo emprendedor no importa el qué, sino el cómo.

Primeramente, la empresa ha decidido diferenciarse de otras compañías de transporte de cargas como Flexport o startups de camiones “a la carta” como ofrece Transfix, las cuales actúan en uno de los niveles del mercado; Turvo ha decidido que no sólo entrar en un sector concreto de la cadena de suministros, sino que abordarán el total del sector de los envíos. La idea es coordinar a transportistas, brokers y cargadores mediante un único software. Este Software-as-a-Service permite conectar a los diferentes agentes del sector con tal de optimizar las gestiones.

De esta forma, el nuevo servicio ofrece la posibilidad de conectar a trabajadores de diferentes empresas en un mismo software de gestión (igual que Slack permite enlazar personas en un mismo proyecto, imaginaos las utilidades que podría tener el poder comunicarse con empresas colaboradoras); con visiblidad en tiempo real (la aplicación móvil permite recibir información de los diferentes estados de las cargas o los trabajadores en directo); e incluso información de facturas y retribuciones (facturas que se pueden compartir al instante y pagos que pueden ser programados).

¿Es posible luchar contra un mercado inamovible?

Hasta el momento, la empresa no había cerrado ningún gran contrato con importantes compañías. La startup trabajaba con empresas como Oberto Brands, una empresa que hace carne de vacuno “todo natural”; Le Metier De Beaute, una firma de cosméticos de alta gama o la cervecería Anchor Brewing. Todo esto cambió cuando el pasado martes 28 la empresa salió a bolsa.

Con la nueva inversión, la empresa espera crecer de forma exponencial. El nuevo modelo de negocio cobra una comisión por envío, en vez de la tradicional cuota mensual. De esta forma se consiguen optimizar tanto los ingresos de la empresa como el bienestar de los clientes.

Aunque también debemos tener en cuenta que la startup se enfrenta a un mercado muy inmóvil y conservador. La empresa deberá luchar contra compañías con infraestructuras billonarias y decenas de años a sus espaldas. Pero este reto parece gustarle a Eric Gilmore (CEO y Cofundador de Turvo), el cual afirma: “Por un lado, competimos con los SAPs y los Oracles y las compañías tradicionales (software de gestión de transporte), pero también son parte del problema. La logística y los datos de ERP es lo más nuevo de la nube. Si construyes una plataforma en la nube y la gente confía en ella, entonces puedes cambiar el juego”.

La ronda de financiación ha sido lideradapor la firma de capital riesgo Activant Capital junto con el primer inversor de la startup Felicis Ventures y otros inversores individuales entre los que se incluyen Tony Fadell (cofundador de Nest Labs) y Aaron Levie (CEO y Cofundador de Box)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here