lyft-lux-uber

Se trata de otro desafío a Uber, que tiene su propio servicio de coches de lujo con un bajo índice de demanda

Lyft Lux, que empezará a operar en las ciudades de San Francisco, Los Ángeles, San José, Nueva York y Chicago, ofrecerá el alquiler de automóviles de gama alta como BMWs, Porsches, Cadillacs o Rolls-Royces. Este nuevo servicio, de uno de los mayores competidores de Uber, aparece en un momento en el que la compañía de Travis Kalanick reconoce que su propio servicio de coches de lujo, UberBlack, tiene una baja demanda de clientes.

Además, Lyft Lux operará a partir de mediados de junio en tres ciudades norteamericanas donde UberBlack ha detenido la nueva contratación de conductores. En un comunicado dirigido a los potenciales conductores de lujo, Lyft asegura que con este servicio podrán cobrar hasta dos veces más que con Lyft Premium, y entre cinco y seis veces más que con el servicio normal de alquiler.

El CEO de Lyft, John Zimmer, ha dejado claro que su intención es que su empresa acapare todo el mercado estadounidense y “dejar el resto del mundo para Uber”. Y es que la campaña #DeleteUber a principios de este año hizo mucho daño al gigante del transporte, dando espacio al crecimiento de sus competidores.

Si bien previamente a la campaña en las redes sociales Uber acaparaba un 83,5% del mercado norteamericano y Lyft un 16,5%, durante las semanas posteriores el porcentaje del último llegó a aumentar casi un 5%.

La guerra contra Uber

Lyft, con una valoración de unos 7.500 millones de dólares, sigue siendo un rival débil comparado a Uber, siendo la startup con una mayor valoración del mundo con 69.000 millones de dólares. Pero durante los últimos años, en el escritorio de Uber se han ido acumulando una serie de demandas judiciales, casos de abuso sexual y más escándalos que han dejado su reputación bajo tierra.

Los competidores del gigante de Kalanick están claramente aprovechando el mal momento de la empresa para escalar posiciones, sobre todo en mercados emergentes como Brasil o Sudáfrica. Primero con Lyft Premier, y ahora con Lyft Lux, está claro que la compañía busca acaparar el nicho con el tipo de cliente premium que Uber no ha conseguido atraer.

Lyft se encuentra en un buen momento y ha sabido aprovechar el descenso de Uber para mostrar su mejor imagen como alternativa fiable en el mercado del transporte privado.

Lee ahora: Lyft cierra finalmente la ronda de 500 millones $ de inversión

Más noticias sobre Lyft

Lyft va a por Uber: La guerra por el transporte colaborativo

Lyft y Waymo, la alianza de los coches autónomos anti Uber

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here