Microsoft ha anunciado el cierre final de CodePlex, el repositorio de código abierto que competía con GitHub y SourceForge

CodePlex nació en 2006 como una plataforma para compartir código libre –’open source’ -, donde cualquier programador podía descargar y modificar los códigos del archivo. Su máxima competencia entonces era SourceForge, pero el nacimiento en 2008 de la startup GitHub y su crecimiento posterior cambiaron completamente el escenario. Hasta el punto que, actualmente, Microsoft ha reconocido que la migración de la gran mayoría de proyectos ‘open source’ a GitHub han dejado a CodePlex en la irrelevancia.

A día de hoy, ya se ha eliminado la posibilidad de crear proyectos nuevos en CodePlex. Según las previsiones, en Octubre la plataforma estará solamente disponible en modo lectura y, finalmente, en Diciembre tendrá lugar su cierre definitivo.

El mismo CodePlex facilitará la migración de proyectos existentes a GitHub, a través de una colaboración que han realizado, con una herramienta para trasladar directamente el código desde CodePlex a GitHub.

“En este momento, GitHub es de facto el lugar para compartir código abierto y la mayoría de proyectos de este tipo ya han migrado en él”, reconoce el Vicepresidente Corporativo de Microsoft, Brian Harry, en el anuncio del cierre de CodePlex.

GitHub vence a Google y Microsoft

Uno de los problemas que Microsoft tuvo que afrontar fue la enorme cantidad de spam y malware que se difundía a través de CodePlex, según afirma Harry en el anuncio oficial. De la misma manera, en 2015 el repositorio de código abierto de Google, llamado Google Code, tuvo que cerrar por la misma razón, además de ver cómo gran parte de su contenido migraba a la competencia.

SourceForge, que ahora se erigiría como la principal alternativa a GitHub, parece que está empezando a enderezar su camino desde que, en Febrero de 2016, cambiara a manos de su nuevo presidente, Logan Abbot. Éste ha prometido que eliminará los molestos anuncios de descargas falsas –que causaron un gran revuelo entre los usuarios–, además de adaptar la plataforma a un tipo de usuario más casual a través de una mejor usabilidad del servicio. 

GitHub se alza, por lo tanto, como el mayor y principal repositorio de código abierto hasta el momento, aunque también hay que tener en cuenta otras plataformas menores emergentes, como GitLab, MSDN o FossHub.

El ‘Facebook’ para programadores

Este tipo de plataformas, los repositorios de código abierto, son lugares para el desarrollo colaborativo entre programadores, un lugar donde cualquier desarrollador puede compartir su código abierto para crear proyectos nuevos con otros programadores. La mayoría de contenido es público, aunque también se puede poner en privado con una cuenta de pago.

El funcionamiento de estas plataformas es muy parecido a una red social: los programadores pueden tener seguidores, crear grupos, un ‘Wiki’ o explicación detallada para cada proyecto, así como estadísticas y gráficos que muestran cómo avanza y se desarrolla cada proyecto de software.

GitHub, que actualmente está valorado en 2.000 millones de dólares, nació como una startup con tres fundadores. En 2012, recibió una inversión de 100 millones de dólares en capital de riesgo, y en 2015 recibió otros 250 millones en una ronda de Serie B. En agosto de 2016, se supo que GitHub estaba teniendo unas ganancias de 140 millones de dólares anuales. 

 

Otros artículos que podrían interesarte

Las 5 noticias de tecnología que tienes que saber hoy

Mashape recibe 18 millones $ por sus microservicios para APIs

Microsoft, el nuevo aliado de la biotecnología y el eHealth

Un nuevo rival temible para Whatsapp: Android Messages, de Google

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here