La startup francesa MisterBnb quiere convertirse en la plataforma inclusiva de alquileres vacacionales

La alternativa a Airbnb enfocada a la comunidad LGBT ya está aquí. La plataforma de alquileres vacacionales MisterBnb fue fundada en 2013 por el francés Matthieu Jost tras una mala experiencia en un piso alquilado en Barcelona, donde el anfitrión desconocía que Jost y su compañero eran pareja, lo que hizo la estancia y el viaje incómodos. Tanto, que al día siguiente se fueron a París.

Es cierto que Airbnb ofrece pisos para alquilar en áreas de la ciudad con presencia de comunidad LGBT, pero el de Jost no es el primer caso en el que hay discriminación por parte del anfitrión. Nunca se sabe quién es realmente la persona que está detrás de la oferta. Por esta razón se creó MisterBnb, para asegurar que todos los participantes de la plataforma hablan el mismo lenguaje de tolerancia y aceptación hacia la comunidad LGBT.

Actualmente, MisterBnb trabaja con aproximadamente 100.000 anfitriones en 135 países, y acaba de cerrar una ronda de inversión de 8,5 millones de dólares por parte de Project A y Ventech. Hasta ahora, la plataforma se había centrado en la comunidad gay, pero tras la reciente inversión quieren convertirse en la plataforma inclusiva para la toda la comunidad LGBT.

Airbnb, el gigante pero no el único

La historia de Matthieu Jost, el fundador de MisterBnb, es solo una de las decenas que se han hecho públicas a través de las redes sociales sobre casos de discriminación por parte de un anfitrión de la mayor plataforma mundial de alquileres vacacionales. Un ejemplo es el caso de Gregory Selden, estadounidense afroamericano que interpuso una demanda a un anfitrión que no aceptaba sus solicitudes, hasta que se creó un perfil falso de una persona caucásica y entonces sí fue aceptado.

Ante este tipo de situaciones, Airbnb modificó su política de discriminación, pero al no tratarse de un hotel –que se enfrentaría a una demanda judicial por discriminación si se diese un caso como el de Jost–, los conflictos en la plataforma se quedan en un vacío legal.

Airbnb es el gigante indiscutible del mercado de los alquileres vacacionales, pero sin embargo aparecen cada vez más startups que quieren explotar un nicho muy concreto de este mercado, que Airbnb no puede precisamente por su tamaño. Un claro ejemplo es MisterBnb, enfocado a la comunidad LGBT, o también OneFineStay, especializada en apartamentos de lujo y Optionspace, un Airbnb para oficinas.

Lee ahora: Airbnb crea un programa exclusivamente para los viajeros de negocios

Airbnb veta a un anfitrión por racismo hacia una huésped asiática

Optionspace, el ‘Airbnb para el espacio de oficinas’

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here