Momentum Machines recauda 18 millones de dólares tras crear un robot que prepara 400 hamburguesas por hora

El camino hacia la sustitución de algunos puestos de trabajo por los robots ha empezado por la llegada de la automatización a los restaurantes de comida rápida. Google Ventures y Khosla Ventures son algunos de los inversores de capital riesgo que han respaldado a la startup Momentum Machines, que recientemente ha anunciado una recaudación de 18 millones de dólares.

En 2012, esta empresa de robótica creó un dispositivo capaz de preparar 400 hamburguesas en una sola hora de manera completamente autónoma. Concretamente, puede cortar las verduras, cocinar la hamburguesa, montar el plato con el pan y meterlo en una bolsa, todo ello sin la ayuda externa de un humano.

Momentum Machines está planeando la apertura de su primer restaurante físico, donde se dará a conocer su tecnología. Según los fundadores de la startup, la próxima generación de robots permitirá que el cliente personalice la hamburguesa según el tipo de carne que quiera o el tiempo de cocción que prefiera.

El robot solamente ocupa dos metros cuadrados de superficie, un tamaño mucho menor a las líneas de montaje en las cocinas de comida rápida. Al ser un proceso automatizado, también permite técnicas de cocción que nunca antes se habían utilizado en un restaurante fast-food. 

“El dispositivo no tiene como objetivo aumentar la eficiencia de los trabajadores. Está pensado para obviarlos completamente“, declara Alexandros Vardakostas, cofundador de Momentum Machines, para Xconomy. Se trata de un proyecto ambicioso que también plantea el debate de si la automatización de los trabajos creará una crisis de empleo mundial.

Restaurantes automatizados

En San Francisco, hay una gran expectación por la apertura del local de Momentum Machine. Los internautas opinan que con los robots, ya no se darán situaciones como los errores en la cocina, las largas colas para hacer un pedido, o incluso algunos se alegran de que el cocinero ya no pueda escupir en la comida si tiene un mal día.

La ciudad estadounidense ya tiene algunos precedentes respecto a los restaurantes automatizados. Un ejemplo es Eatsa, un restaurante vegetariano especializado en boles de quinoa, que desde 2015 automatiza el proceso de hacer el pedido y realizar la entrega. Desde entonces, se ha expandido a Nueva York y a Washington.

La mayoría de restaurantes de momento automatizan algunos procesos concretos, por ejemplo apuntar los pedidos o hacer café para los clientes. El creciente sector de la robótica ha llevado a que en San Francisco se estén planteando aplicar un impuesto de contratación a los establecimientos que utilicen robots, para suavizar el impacto que éstos puedan tener sobre el mercado laboral.

Lee ahora: Las 8 compañías que lideran el futuro de la Robótica y la Inteligencia Artificial

Los robots podrían destruir el 38% de los empleos en los próximos 15 años

Los robots ya aprenden mediante la Realidad Virtual gracias a Elon Musk

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here