Uber una vez se ofreció a asociarse con Tesla en automóviles autónomos – pero Elon Musk dijo que no

Tras la noticia que os contamos esta semana en la que Lyft, competidor de Uber en los Estados Unidos, y Waymo, filial de Google en materia de coches autónomos, decidieron juntarse en el desarrollo y lanzamiento de coches autónomos no tripulados, acaba de salir a la luz que Tesla rechazó una oferta el año pasado de Uber para asociarse en el campo de los automóviles sin conductor humano. Elon Musk dijo no a Travis Kalanick, convirtiéndose así en rivales. Un duelo titánico

La revelación proviene de Wild Ride, un libro escrito por Adam Lashinsky de Fortune. Al parecer, siempre según Lashinsky, el CEO de Uber, Travis Kalanick, le propuso hace un año la idea a Elon Musk, CEO de Tesla. Al parecer, este último le contestó que la idea era “demasiado exagerada” y que Uber debía seguir centrándose en su mercado de transporte compartido.

Días después de que en verano de 2016 Musk declinará la oferta de Kalanick, el CEO de Tesla y SpaceX anunciaba que planeaba entrar en el negocio de los coches autónomos, compitiendo efectivamente con Uber.

“Cuando la verdadera conducción independiente sea aprobada por los reguladores, significará que podrás llamar a tu Tesla desde prácticamente cualquier lugar“, escribió Musk en su “Plan Maestro, Parte Dos” el año pasado. “También podrás agregar tu coche a la flota compartida de la compañía solo con tocar un botón en la aplicación de teléfono de Tesla, y tendrás tu coche generando ingresos para ti mientras estás en el trabajo o de vacaciones“.

Tesla planea operar su propia flota en ciudades donde la demanda excede la oferta. El fabricante de automóviles eléctrico planea publicar más detalles en algún momento de este año. Los coches de Tesla se están construyendo actualmente con el hardware apropiado para poder soportar una eventual conducción totalmente autónoma.

La declarada entrada de Musk en el espacio del transporte compartido marca una fuerte desviación de su postura anterior sobre la economía colaborativa. En 2014, Musk dijo que “hay un límite a toda estas cosas compartidas”.

No está claro si la propuesta de Kalanick desempeñó un papel fundamental a la hora de inspirar a Musk para perseguir seriamente la participación de Tesla en el mercado de los automóviles compartidos. Pero Kalanick dijo a Wild Ride que sabía que Musk planeaba competir en este mercado cuando rechazó la oferta.

 

Lee ahora: Lyft y Waymo, la alianza de los coches autónomos anti Uber

Más sobre Elon Musk

El último proyecto de Elon Musk para conectar a todo el mundo a Internet desde el Espacio

Neuralink, el último sueño de Elon Musk

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here