vehículos-eléctricos-peloton-autonomos-inversion-edison-news

Peloton; Optimizar y automatizar los convoyes

Peloton Technology es una startup de vehículos eléctricos y automatizados que se propuso mejorar la seguridad y la eficiencia del transporte de mercancías. Ahora, después de mucho trabajo de investigación y desarrollo, han cerrado una ronda de financiación de 60 millones $ en Series B, liderada por el gigante de la gestión de flotas, Omnitracs. La ronda contó con la participación de un puñado de nombres conocidos en el mundo del venture capital (capital riesgo), entre ellos: Intel Capital, Nokia Growth Partners, Volvo Group, BP Ventures, Lockheed Martin y UPS Strategic Enterprise Fund.

Peloton, fundada en Mountain View (California) en 2011, está diseñada para ayudar a las flotas de camiones a afrontar tres de los principales retos de la industria: seguridad, consumo de combustible y eficiencia operacional. Platooning, para los no iniciados, es cuando los camiones en conducción estrechan la proximidad a una velocidad constante, lo que ayuda a reducir el consumo de combustible y las emisiones.

Los camiones que usan el sistema de Peloton se conectan usando comunicaciones directas de vehículo a vehículo (V2V), lo que permite que el camión trasero reaccione automáticamente a las acciones del camión delantero. Un concepto muy útil para mejorar la seguridad si el camión delantero tiene que frenar repentinamente, por ejemplo. Así, en efecto, los camiones frenan y aceleran en “tándem”, permitiéndoles operar de forma más segura a distancias más cercanas. El sistema “auxiliar del conductor” de Peloton vincula los sistemas de seguridad de los camiones emparejados con una red basada en la nube, que limita el desplazamiento a las carreteras y condiciones apropiadas. Es decir, el auxiliar de conducción aconseja y/o actúa automáticamente para situar al camión en la parte más segura y apropiada de la carretera.

Peloton ya había levantado alrededor de 18 millones de dólares, pero su nueva inyección de capital se utilizará para acelerar el crecimiento, el despliegue de su sistema de platooning en 2017 y el “desarrollo de soluciones de automatización más avanzadas”, según un comunicado de la compañía.

A los vehículos autónomos les llueven los inversores

Actualmente, la compañía está trabajando para integrar su inteligencia con una serie de fabricantes de camiones, incluyendo Volvo en América del Norte, lo que explica en parte la participación de Volvo en esta última ronda de financiación. El inversor líder, Omnitracstambién está buscando integrar Peloton en su propia plataforma.

“La industria del transporte está pasando por un cambio determinante”, dijo John Graham, CEO de Omnitracs. “Las tendencias a nivel macroeconómico, como el Internet-of-Things, las aplicaciones cognitivas, la entrega más rápida de bienes y nuevos niveles de servicio al cliente, son la clave de nuestra nueva asociación con Peloton. Queremos ampliar las posibilidades de automatización de camiones en las carreteras de toda la nación y establecer nuevos estándares de gestión, rastreo y enrutamiento integrados, así como en las aplicaciones orientadas al conductor, para maximizar y optimizar la orquestación del platooning para las flotas de camiones.”

La participación de Intel, a través de su brazo de capital de riesgo, también es notable. El mes pasado Intel reveló planes para adquirir Mobileye por 15,3 mil millones $, una empresa de visión por ordenador especializada en automóviles autónomos.

peloton-coches-inteligentes-autonomos-edison-news
Equipo de desarrollo del nuevo sistema de Peloton

Cuando los coches inteligentes dejaron de ser una ficción

Otras muchas empresas están trabajando para mejorar la logística del transporte de mercancías por carretera. La empresa sueca Einride ha presentado recientemente el T-pod, un camión eléctrico autónomo que puede ser dirigido por control remoto. Esto, fue poco después de que Embark lanzara su tecnología de camiones autodirigidos para aliviar la fatiga del conductor en carreteras largas.

Mientras tanto, Otto, propiedad de Uber, calcula que los camiones autodirigidos recorrerán las autopistas estadounidenses dentro de una década. Aunque tanto Uber como Otto están afrontando ciertos problemas por presuntas infracciones de patentes con Google, Alphabet.

“Hacer automóviles y camiones más seguros y eficientes, con niveles crecientes de equipos de seguridad activa, es de vital importancia para la economía global”, dijo Kathy Winter, vicepresidenta de la división de conducción automatizada de Intel. “Las soluciones avanzadas de asistencia al conductor, como Peloton, que se basan en plataformas computacionales escalables y seguras, son un elemento clave en el camino hacia una conducción totalmente autónoma”.

Como podemos comprobar, la batalla por el trono de los automóbiles inteligentes y autónomos no ha hecho más que empezar. Algunas de las mayores compañías del mundo compiten por hacerse un hueco en el que se posiciona como el futuro del transporte. Una guerra que enfrenta empresas con un enorme capital como Tesla, Uber o Google con pequeñas startups idealistas como Thunder PowerOxbotica o Peloton. Estamos deseando ver quién se llevará el gato al agua y nos conducirá hasta el transporte del futuro.

Artículos que pueden interesarte

 

La startup logística Turvo sorprende tanto que recauda 25 millones $

Deep Learning, el futuro de la automoción

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here