periscope-twitter-publicidad-analitica

Periscope, ¡ya era hora!

Periscope, la empresa de Twitter de vídeos en streaming, ya tiene su propio panel de analíticas. La empresa de vídeos en tiempo real ya tiene su propia plataforma de análisis de datos de sus usuarios, lo que le permitirá ofrecer una segmentación de sus usuarios para posibles anunciantes.

Después de mucha espera por parte de empresas e influencers, la plataforma Periscope lanzó la semana pasada su plataforma de análisis de datos. Una decisión que tiene mucho sentido, ya que la plataforma es usada por compañías de todo el mundo que, hasta el momento, tenían graves problemas para medir las métricas de sus vídeos en tiempo real.

Esta innovadora startup, que fue adquirida por Twitter en 2015, ya dispone de una herramienta que la aposenta en el mercado de una forma contundente. Mediante este instrumento, las empresas y los interesados pueden disponer de todas las métricas de la cantidad, procedencia y tiempo de sus visitas. La nueva plataforma también permitirá comparar y calcular cuales son los vídeos en streaming de mayor éxito.

Aunque el nuevo panel aún no permite analizar el minuto-a-minuto de los vídeos, este es un buen principio sobre el que trabajar. Pero la empresa ya trabaja en proporcionar un servicio que ofrezca toda la información, para que el administrador pueda ver en qué momento la gente se aburre y deja de ver el vídeo.

Periscope incorporará anuncios en sus vídeos

En la misma publicación, Twitter también anunció que la empresa empezará a introducir publicidad en los vídeos de Periscope. Twitter empieza a tener la necesidad de rentabilizar su inversión en Periscope, ante la perdida de valoración bursátil de los últimos dos años. Por ella ha decidido introducir anuncios obligatorios (de duración corta) en sus vídeos en “streaming”. La publicidad en vídeos ya es un hecho normal en Facebook y Youtube, aunque este último está teniendo ciertos problemas después de un boicot de grandes marcas por haber situado anuncios junto a vídeos extremistas.

Por esa misma razón, los representantes de Twitter han insistido en que la publicidad se hará de forma supervisada. Twitter sólo permitirá que un grupo de socios “selectos” (como los grandes eventos deportivos o los Oscars) puedan tener anuncios antes de que se empiece a reproducir su contenido en directo. Un poco parecido a los inicios publicitarios de Snapchat.

El vicepresidente de operaciones de Twitter, Matthew Derella, asegura que “Esta es una solución a ese problema. Creemos que los anunciantes deben tener el control” según afirma en el diario El Mundo. Hasta el momento, Twitter había confiado en la promoción de tweets y de hashtags para conseguir ingresos, pero esto ha sido insuficiente. Veremos qué estrategia sigue la compañía para rentabilizar su inversión de 1.000 millones de dólares sin hacer perder el interés a sus clientes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here