powerhouse-aceleradora-incubadora-energia-solar

“All in” para las startups de energía solar

Powerhouse es una de las únicas incubadoras enfocadas a las compañías de energía solar. Pero esta compañía no es únicamente una incubadora: representa un movimiento más amplio para potenciar a nuevas compañías que buscan un futuro con la mínima contaminación.

Comenzó con una startup de crowdfunding y la idea de ayudar a las nuevas compañías solares a afrontar desafíos que no podían superar por ellas mismas.

Ahora, cuatro años después, la idea se ha transformado en un grupo llamado Powerhouse y, en un mundo lleno de empresas tecnológicas, es una de las únicas incubadoras que se concentran en el lanzamiento y crecimiento de compañías solares.

Powerhouse ejecuta un programa de incubación y aceleración para startups del sector. Una aceleradora normalmente proporciona una pequeña cantidad de fondos, espacio de oficina gratuito o de bajo coste, así como oportunidades de networking con inversores y clientes. Desde su lanzamiento en 2013, Powerhouse ha invertido cientos de miles de dólares, de forma colectiva, en 15 startups y este verano planea dar la bienvenida a otros selectos emprendedores solares.

El grupo alquila el espacio de oficina a más empresas solares y energéticas, ya que posee unas instalaciones de 1.400 metros cuadrados en Oakland, California. Con esto, la incubadora consigue crear un espacio donde especialistas y empresas del sector se pueden juntar y compartir sus conocimientos o proyectos. Powerhouse alberga alrededor de 15 empresas y más de 100 personas trabajan en sus instalaciones.

Powerhouse y el sueño de un mundo solar

La organización quiere desempeñar un papel único al fomentar una nueva ola de innovación tecnológica en el mercado solar. Muchas de las empresas que participan con Powerhouse están utilizando software, datos y la web para vender sus productos de sistemas solares de forma más barata y fácil. Las startups confían en el de consejo y el networking (que ofrece Powerhouse) para recaudar dinero, encontrar clientes o conseguir el exit a través de una OPV (Oferta Pública de Venta) o una adquisición.

“Powerhouse nos dio su tanto su confianza como su credibilidad desde un principio, cuando aún no teníamos mucho que mostrar. Su apoyo fue suficiente para que la gente empezara a creer en nosotros”, dice Elena Lucas, cofundadora y CEO de UtilityAPI, una empresa de datos de energía.

Ya existió una primera generación de startups enfocadas al mercado solar. Estas empresas experimentaban con diversos materiales y diseños para las células y los paneles solares. Pero muchas de esas startups solares no lograron obtener el rendimiento técnico deseado a pesar de las grandes inversiones de los venture capitalists (inversores de capital riesgo) de Bay Area.

Como el precio de los paneles solares se ha reducido drásticamente durante los últimos años, la nueva generación de empresarios está inmersa en otros problemas, tales como acortar el tiempo que se tarda en obtener permisos o perfeccionar las ventas de paneles y tecnología. Esta inversión de tiempo y recursos, en la optimización de la producción y las ventas, deja desatendida la investigación y el desarrollo de nuevas tecnologías que mejoren la eficiencia de los paneles solares. Aquí es donde entran las startups de Powerhouse.

Un mercado que mueve 116 billones $ anuales ya no se puede ignorar

Siguen siendo muy grandes las barreras que debe afrontar la energía solar. Las grandes compañías eléctricas y energéticas, que son los potenciales inversores o clientes, generalmente no tienen experiencia trabajando con empresas jóvenes de energías renovable. Mientras tanto, el financiamiento del gobierno de EE.UU. para la innovación energética es mínimo. Es más, se han anunciado posibles recortes presupuestarios federales en un futuro próximo. Y es que, ya saben que Donald Trump no cree en “el mito del cambio climático”.

Pero a medida que la energía solar se hace más barata, está atrayendo más inversiones públicas y privadas de todo el mundo. El crecimiento del mercado solar queda plasmado con los 116.000 millones $ que fluyeron en proyectos, empresas y tecnologías solares en 2016, según Bloomberg New Energy Finance.

“La misión de Powerhouse es hacer de la energía solar el combustible más accesible del mundo”, dice Emily Kirsch, cofundadora de Powerhouse.

Powerhouse sólo ingresa si sus empresas triunfan

Kirsch es muy optimista y afirma que a pesar del significativo ascenso y éxito de las aceleradoras tecnológicas de Silicon Valley (como Y Combinator y Techstars), nadie más ha tratado de hacer la misma orientación que Powerhouse con la industria solar. El modelo del grupo está mostrando cierto éxito, al menos en una escala pequeña, aunque todavía es pronto para analizar un sector que mostrará resultados a largo plazo.

Powerhouse toma una pequeña participación en el accionariado de las compañías que participan en su aceleradora y, de esta forma, gana dinero si son vendidas o salen a bolsa. Actualmente, Powerhouse obtiene la mayor parte de su dinero por una combinación de subvenciones, patrocinadores corporativos (como SolarCity y SunPower) e ingresos por el alquiler de espacio de oficinas.

Ninguna de las compañías de su cartera ha salido a bolsa o ha sido comprada todavía, pero algunas de ellas han atraído fondos desde que pasaron por el programa de aceleración. Kirsch dice que las primeras startups del programa de aceleración ya han visto aumentar sus valoración en hasta 40 veces más que su valor inicial.

Hasta el momento, se han adquirido cuatro de las nuevas empresas en su programa de incubación, dice Kirsch, aunque la compañía no tenía una participación en ellas. Pero sus salidas ayudan a construir la reputación de Powerhouse entre empresarios e inversionistas.

 

Más sobre energía solar:

Una startup japonesa rompe el Récord Mundial de eficiencia en paneles solares

¿La energía solar rodeando tu cuerpo?

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here