productos-tecnologicos-no-existiran-2025

El cambio es algo constante en el mundo de la tecnología

Sin duda, el cambio es algo constante en el mundo de la tecnología. Este cambio se produce inevitablemente también en aquellos productos que parecían cruciales en nuestra sociedad. Sigue leyendo y descubre los posibles productos tecnológicos que quedarán obsoletos en 2025.

1. Televisores LCD

Hace poco más de una década, los televisores de pantalla de cristal líquido (LCD), pillaron al mundo por sorpresa con sus delgados perfiles físicos y su eficiencia energética. Y mientras que los televisores LCD han mejorado desde entonces, los fabricantes como LG ya están aumentando su capacidad de producción para un sucesor superior: Televisores OLED (diodo orgánico de emisión de luz). Los OLEDs emiten su propia luz, asimismo cuentan con una mayor eficiencia energética y más calidad de imagen que los televisores LCD. En el CES 2017 de este mes, LG incluso confirmó su nueva serie W TV, de tan sólo una décima de pulgada de grosor y se montarán a la pared con soportes magnéticos. Estos productos tecnológicos llegarán a las tiendas durante este año.

2. Bombillas LED

A pesar de que las bombillas LED tradicionales son más asequibles en comparación con sus homólogos fluorescentes más antiguos, parece ser que la industria de la iluminación se puede trastornar a medida que la iluminación OLED se vuelve más común. Después de todo, mientras que los LED son una fuente de luz direccional, los OLEDs son igualmente fríos al tacto. Y similares a los televisores OLED, las luces OLED pueden fabricarse de forma delgada y curvada. Es cierto que la iluminación OLED ya forma parte del presente, sin embargo, debe ganar impulso a medida que continúa mejorando. Seguramente consiga que más fabricantes se interesen en un futuro.

3. Soportes de almacenamiento físicos

No es ningún gran descubrimiento que los soportes de almacenamiento, tales como CDs y DVDs, se vayan sustituyendo por USB y discos duros externos, pues los consumidores transfieren archivos más pesados. Pero incluso estos soportes de almacenamiento físicos están destinados a desaparecer dada la comodidad de los servicios de almacenamiento en la nube.

Actualmente, empresas como Box, Amazon y Google ya ofrecen servicios de almacenamiento basados ​​en la nube convincentes, asequibles (o gratuitos) que facilitan la carga y el acceso a esos archivos dondequiera que tenga una conexión.

4. Consolas de videojuegos

Es cierto que puede ser difícil imaginar un mundo sin consolas como la Xbox One o la PlayStation 4. Pero compañías como NVIDIA, líder en computación de Inteligencia Artificial, tienen algo que ver, puesto que los juegos basados ​​en la nube, mandarán en los próximos años. El servicio de streaming de juegos de GeForce Now, de NVIDIA, permite a los jugadores emitir instantáneamente más de 100 juegos AAA a 60 fotogramas por segundo y con resolución 1080. En resumen, los juegos están alojados en los propios servidores remotos de NVIDIA. Esto permite a NVIDIA introducir la última tecnología de juego tan pronto como esté disponible.

5. Espejos automotrices

A pesar de que los espejos automotrices no son exactamente lo que la mayoría de la gente consideraría productos tecnológicos, existe la excepción de espejos de oscurecimiento automático de empresas como Gentex.

Asimismo, teniendo en cuenta una regla del departamento de transporte de los EEUU impuesta el pasado año 2016, la cual requerirá las cámaras del respaldo en todos los coches nuevos antes de mayo 2018, pronto no serán necesarios los espejos automotrices actuales. 

6. Cargadores por cable

Samsung ya ha incorporado la carga de inducción inalámbrica en sus últimos y mejores teléfonos inteligentes. Basta con poner el teléfono en una almohadilla y dejar que se cargue, sin enchufes o adaptadores necesarios.

Además, los últimos rumores que rodean el próximo smartphone de Apple indican que la gente de Cupertino se prepara para seguir su ejemplo a finales de este año, agregando capacidades de carga inalámbrica a la línea del iPhone por primera vez en la historia de la compañía. Es lógico asumir que otros fabricantes seguirán el ejemplo de Samsung y Apple, sobre todo cuando, en los próximos años, los consumidores se acostumbren a la conveniencia relativa de la carga inalámbrica.

Por otro lado, los equipos de investigación también han identificado oportunidades para capturar la pequeña cantidad de energía transmitida a través de señales Wi-Fi y usarla para cargar una serie de diferentes dispositivos sin ningún contacto físico en absoluto de otros productos tecnológicos.

7. Mandos a distancia

Se puede decir que los días de estos productos tecnológicos (los controles remotos) están contados, gracias a la llegada de dispositivos de voz que pueden realizar las mismas tareas. Literalmente, ya es posible pedir al sensor de Kinect conectado a una Xbox One para ajustar el volumen del televisor, cambiar el canal, abrir cualquier juego o apagar el sistema. Asimismo, el producto manos libres, controlado por voz, permite a los usuarios hacer prácticamente de todo, desde pedir una pizza hasta tocar música, llamar a Uber, etc.

8. Tarjetas de crédito físicas

Según Bloomberg, más del 80% del gasto de los consumidores en los EEUU ya no tiene dinero en efectivo. Y gracias a servicios como PayPal y Apple Pay, completar esas transacciones sin efectivo tampoco requiere de una tarjeta de crédito física. Además, dada la rápida proliferación de smartphones con acceso a los servicios de pago digital mencionados a escala mundial, posiblemente vivamos la extinción de las tarjetas de crédito físicas de aquí unos años.

9. Contraseñas

Para ser justos, las contraseñas no son exactamente productos tecnológicos. Sin embargo, la huella dactilar correcta colocada en tu iPhone, por ejemplo, lo hace todo, desde desbloquear el dispositivo hasta acceder a la app del proveedor de su tarjeta de crédito o realizar compras monetarias a través de la tienda de apps.

A largo plazo, la tecnología de reconocimiento facial será capaz de distinguir más eficazmente entre individuos y conceder permisos consecuentemente.

10. Dispositivos de transmisión de contenido multimedia

Tan útiles y populares como los dispositivos de streaming de medios Chromecast, Roku, Fire TV o Apple TV. Su utilidad sólo se desvanecerá, ya que su funcionalidad principal (convertir cualquier TV en un televisor “inteligente”) ya viene incluida en la mayoría de televisores nuevos. Según IHS, más de la mitad de todos los televisores enviados a nivel mundial el año pasado eran televisores inteligentes. Ese número debería seguir creciendo en el futuro. Al hacerlo, el número de estos dispositivos de transmisión de contenido multimedia caerá.

11. Aspiradoras verticales

Por último, los aspiradores tradicionales probablemente seguirán perdiendo parte de sus pequeños primos robóticos. En 2014, Colin Angle, CEO de iRobot, señaló que el mercado de estos productos tecnológicos representaba alrededor del 15% del total de las ventas globales. A priori no parece un dato impresionante, pero este porcentaje es similar al de otros aparatos otros aparatos electrodomésticos disruptivos tales como el microondas y el lavaplatos. iRobot no se ha ralentizado desde entonces. Los ingresos de los robots de consumo en su trimestre más reciente aumentaron un 23% año con año, a 168 millones de dólares.

A largo plazo, a medida que más consumidores se dan cuenta de que los aspiradores robóticos son un reemplazo viable para sus modelos verticales manuales, sospecho que los aspiradores tradicionales recogerán el polvo de una manera muy diferente.

Lee ahora: Las ciudades del futuro ya están aquí

Más sobre Industria y Energía

Bienvenido al futuro: ¡hardware del tamaño de un átomo!

La startup que busca hacer de la energía solar el combustible más accesible del mundo

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here