A partir de hoy, navegar por internet o llamar tendrá el mismo coste en todos los países de la Unión Europea

Entra en vigor en la Unión Europea la abolición de las tarifas por itinerancia o el llamado ‘roaming’. Adiós a las abultadas facturas en el móvil después de viajar en uno de los 28 países que conforman la UE: a partir de hoy, se pagará la misma tarifa local de nuestra operadora por llamar o navegar por internet en cualquier país de la región.

Hasta ahora, las tarifas del ‘roaming’ eran un gran impedimento para que los viajeros utilizaran servicios digitales en el extranjero. Este movimiento puede suponer una gran ventaja para aumentar la competitividad en el sector del turismo digital, o de las empresas que trabajen con el mercado digital en toda la región.

Sin embargo, la abolición tiene algunos límites. Los usuarios que pasen más de cuatro meses en un país extranjero, entrarán en la categoría del ‘roaming permanente’, y probablemente verán sus facturas hinchadas. En este caso, el usuario deberá demostrar que tiene vínculos con el país o que es residente. En el caso contrario, la operadora le hará pagar el precio establecido por la Comisión Europea. 

Por otro lado, es también posible que aquellos que hayan contratado una tarifa de costes mínimos, vean también un cargo adicional tras salir del país.

Las operadoras deberán compensar las pérdidas

La cuestión fundamental ahora es, si tras esta decisión de la Unión Europea, las operadoras decidirán aumentar el coste de sus tarifas para compensar la pérdida del ‘roaming’. Aunque la Comisión Europea ya ha lanzado el aviso de que estará al tanto de cualquier incremento excesivo en las tarifas de las operadoras, es muy posible que este escenario se repita. En 2007, hubo una subida de las tarifas para compensar la disminución de ingresos tras eliminar el redondeo –cobrar el primer minuto de las llamadas completo–.

“Las operadoras han tenido dos años para prepararse para el fin del ‘roaming’, y estamos seguros de que sabrán aprovechar las nuevas oportunidades que brinda esta regulación, para el beneficio de los usuarios”, informan tres representantes de la UE en un comunicado.

Según datos de Credit Suisse, desde abril ha habido un incremento general en las tarifas base de las operadoras, y se estima que seguirán creciendo entre un 2 y 5 por ciento. Las operadoras también han avisado de que deberán compensar de alguna manera la pérdida del ‘roaming’.

Además, aunque los usuarios no paguen directamente las tarifas en el extranjero, sus operadoras sí que deben abonar este gasto –las compañías se pagarán entre ellas–. Los países en el norte de Europa son los que saldrán peor de esto por el gran número de turistas que salen cada año del país.

Los países que a partir de hoy dirán adiós al ‘roaming’ son Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, República Checa, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Polonia, Portugal, Rumanía y Suecia.

Lee ahora: Descubre los 10 accesorios de viaje indispensables

Más sobre Telefonía

Barcelona Tech City y Telefónica se alían para impulsar tecnológicamente la ciudad

Movistar entra en el negocio financiero con Movistar Money

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here