snapcart-inversion-ecommerce-sudeste-asia

Luchar contra el ecommerce

Snapcart, una startup especializada en aportar transparencia al negocio del comercio offline en el Sudeste Asiático, ha conseguido levantar 3 millones de dólares en pre-Series A.

La compañía fue fundada en 2015, con el objetivo de suministrar información desclasificada a los comercios offline del Sudeste Asiático. Snapcart reúne a los compradores en su app y adquiere sus datos de consumo a cambio de recompensas de reembolso. Es decir, el usuario sube los tíckets de sus compras, la información se guarda en una base de datos que analiza los comportamientos de los compradores y el usuario recibe ciertos descuentos en siguientes compras (o incluso reembolsos monetarios). Esta información se vende a los contratadores del servicio, los cuales pueden obtener información detallada sobre sus clientes y de esta forma pueden desarrollar productos o servicios más adecuados al target. La startup cuenta con más de 75 empresas afiliadas al servicio, entre las que destacan Nestlé, L’Oréal y Unilever.

El comercio Online se posiciona como una de las tendencias más fuertes del futuro próximo: Alibaba domina la mayor plataforma de compra online del mundo y Amazon plantea entrar en el mercado del Sudeste Asiático este mismo año. Pero el comercio offline es un mercado para explotar y, las plataformas como Snapcart ofrecen la forma perfecta de que los minoristas se organicen y dispongan de la información adecuada para competir con las empresas tecnológicas.

Datos de los usuarios para las tiendas offline

La startup, con base en Jakarta (Indonesia), ya recibió una inversión de 1,6 millones de dólares en 2016 en Series A, que junto a los 3 millones de ayer suman un capital de 4,6 millones $ en dos años. La nueva inversión proviene en su mayoría de Vickers Venture Partners con la participación de los ya inversores Wavemaker Partners y SPH Media Fund, considerados el brazo derecho del Holding de la prensa en Singapur.

Durante 2016, la startup se centró en expandir sus servicios a Filipinas. En Manila es donde la empresa ha emplazado su centro de desarrollo de Inteligencia Artifical y análisis de datos.

“Los recibos tienen diferentes formatos en los dispares países donde actuamos, por lo que hay un complicado proceso de desencriptación: traducir el texto, asegurarse de que sea preciso y que entendamos lo que está escrito”, dijo Reynazran Royono, CEO y fundador de Snapcart. “Realmente invertimos mucho porque queremos asegurarnos de que los datos que almacenamos son de alta calidad”.

¿Cómo triunfar contra la amenaza del ecommerce?

Royono reveló que la startup se está preparando para su nueva expansión. Aunque no se ha anunciado públicamente, Tailandia parece ser el próximo objetivo de la empresa. El Sudeste Asiático presenta ciertas cualidades muy atractivas para una empresa dedicada a los comercios offline. Con una sociedad que aún se encuentra en proceso de entrar en la era tecnológica y 600 millones de personas en una reducida superficie, parece el lugar perfecto donde hacer crecer este tipo de negocio.

A diferencia de muchas startups tecnológicas del momento, Snapcart ha desvelado un mayor interés por la calidad que por la cantidad. La compañía busca recoger datos reducidos, pero que realmente reflejan el consumo de los usuarios. La empresa no busca una gran cantidad de descargas, sino usuarios comprometidos.

Sin embargo, la base de clientes existentes está presionando Snapcart para expandirse por gran parte de Asia y más allá, hasta otros continentes. La startup está adoptando un enfoque planificado y gestionado de su crecimiento para garantizar una alta calidad en el servicio. Por esa razón, la empresa se expande lentamente, para respaldar una avance sostenido que les lleve al éxito.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here