La caída de Snap Inc. durante la última semana

La semana pasada la empresa Snap Inc., empresa matriz de la popular red social Snapchat, salió a bolsa con una OPV considerada un éxito por todos los medios. Pero después de una semana de haber pisado el parqué por primera vez, el valor de sus acciones se cotiza por un precio 11% por debajo del precio inicial de su salida a bolsa.

Snapchat pisó por primera vez Wall Street el Jueves 2 de marzo de 2017. La empresa inició su OPV con una valoración inicial de sus acciones de 24$ por unidad. Durante el mismo día de salida así como el siguiente día, 2 y 3 de marzo, las participaciones de la empresa se revalorizaron, incrementando su valor y marcando así una tendencia creciente en la capitalización de la empresa. La NYSE (New York Stock Exchange) cerró de esta forma la semana con una valoración por participación de 27,09$. Snapchat mostraba así un claro crecimiento y vaticinaba una progresión aún mayor durante la siguiente semana.

Pero el lunes 6 de marzo para sorpresa de los inversores, el mercado de acciones de Wall Street cerraba con un fuerte decrecimiento del valor de la empresa cayendo el valor de los títulos hasta una valoración de 23,77$por acción. Siguiendo este ritmo durante toda la semana hasta el cierre del mercado, el Viernes 10 de marzo, el valor de las acciones de la compañía que actúa en bolsa como SNAP, se fue desinchando hasta alcanzar los 22,71$ por título. Este nuevo precio significa un decrecimiento del 11% en el precio de las participaciones, con respecto al precio de salida de su OPV la semana anterior.

¿Cuáles son las causas de esta caída en la valoración de la empresa?¿Cómo podrá Snap Inc. reflotar la capitalización de su compañía?¿Qué tendencias nos esperan para los próximos días?

Veto de entrada a los ínidices bursátiles

Las acciones que Snap Inc. emitió la semana pasada eran participaciones Clase A sin derecho a voto. Esta emisión de títulos que no ofrecía la posibilidad de participar en las decisiones de la empresa, no sentó nada bien a gran cantidad de inversores que esperaban poder colaborar en las decisiones de la dirección. Es por eso que un grupo que representa a muchas de las grandes instituciones de inversión, están intentando evitar la entrada de Snap Inc. al índice bursátil S&P 500 así como al índice MSCI USA Index.

El ínidice Stadard & Poor’s 500 o S&P 500, es uno de los índices burástiles más importantes de Estados Unidos. El índice se basa en la capitalización bursátil de 500 grandes empresas que poseen acciones que cotizan en las bolsas NYSE o NASDAQ. Es uno de los índices de valores más seguidos y es considerado como el índice más representativo del mercado de valores de Estados Unidos. Es por eso que este índice tiene una importante influencia en los mercados de acciones de todo el mundo y marca la tendencia de la economía de EEUU.

La entrada a un índice bursátil de gran importancia suele significar un paso muy importante para cualquier empresa que cotiza en bolsa. Cuando una nueva empresa consigue entrar en un índice bursátil como el S&P 500, suele desencadenar una ola de inversiones de otros fondos que rastrean e imitan las tendencias del índice en cuestión.

Consecuencias de entrar en un índice bursátil

Para ponernos en contexto, la influencia que causa la entrada de una nueva empresa de redes sociales cuando entra en S&P 500, podemos recuperar dos de los últimos ejemplos de empresas homólogas que entraron en dicho índice:

  • Cuando en 2013 corrió la noticia de que Facebook iba a ser incluido en el índice S&P 500, las acciones de la empresa inmediatamente dieron un salto de valor. Dos meses más tarde la capitalización de la empresa se había incrementado en un 31%, y un año más tarde las acciones se habían revalorizado en un 57%.
  • Cuando se anunció que Google sería incluido en el S&P 500, en 2006, el valor de las acciones de la empresa creció un 8% durante las siguientes horas. Dos meses más tarde las participaciones de la empresa habían incrementado su valor hasta un 10%, y un año más tarde se habían revalorizado hasta un 36%.

Aunque Snapchat había advertido a los inversores antes de emitir las acciones, las tendencias del mercado han mostrado un gran descontento entre los inversores. Como consecuencia se ha producido un importante decrecimiento en el precio de las acciones de la empresa hasta llevar el valor de los títulos muy por debajo de su valor inicial.

Si la empresa no es capaz de reconducir la situación y conseguir entrar en alguno de los mejores índices bursátiles, es muy probable que el valor de las acciones siga cayendo durante la siguiente semana. Pero si Snap Inc. consigue ser incluida dentro del S&P 500 o el índice MSCI USA Index, probablemente podremos presenciar una importante subida de su capitalización de mercado durante los próximos meses.

¿Qué es un índice?

Un índice bursátil es un indicador de movimiento de las acciones que cotizan en el mercado y por lo tanto es una representación de la evolución y las tendencias de un mercado o de un segmento de este. Generalmente en un índice se agrupan las acciones de diferentes empresas que comparten ciertas características comunes, como por ejemplo: que cotizen en el mismo mercado bursátil, tener una capitzalización bursátil similar o pertenecer a la misma industria.
Por esta razón los índices bursátiles tienen mucha influencia en los inversores, ya que marcan la tendencia general de las empresas que están incluidas en ellos. Son usados frecuentemente por empresas e inversores para analizar la evolución del mercado.

Snapchat no ha aclarado su estrategia de crecimiento

El problema del modelo de negocio de Snapchat es su dificultad para adaptarse a usuarios mayores de 24 años. La empresa ha demostrado una gran eficacia a la hora de triunfar en el sector joven, pero el servicio que ofrece la compañía no parece atraer a los sectores de mayor edad, que suelen describir la plataforma como inmadura y desconcertante.

La empresa dirigida por Evan Spiegel no ha descrito ni demostrado cuál será su estrategia de crecimiento futuro para lograr atraer a usuarios de otras edades. La falta de estrategias para abarcar un mercado superior han desalentado a gran cantidad de inversores que no ven cómo puede Snapchat incrementar su base social. La falta de previsiones de crecimiento no estimula a la inversión por la falta de pronósticos de mejora. Comprensiblemente si los inversores no ven salidas de crecimiento que puedan aumentar los usuarios de la compañía, sólo pueden esperar que los resultados de la empresa se mantengan o incluso caigan. Por lo que la falta de planificación de las acciones futuras está amilanando a muchos inversores.

Por esa razón Snapchat necesita replantearse el futuro de su compañía y empezar a concebir un plan de acción a largo plazo. La empresa tiene un potencial importante y ahora ya cuenta con gran cantidad de capital para mejorar sus operaciones. Pero sin una buena planificación y estudio del mercado, Snapchat irá dando palos de ciego e incrementará sus gastos de forma abismal, sin conseguir unos ingresos firmes y constantes que respalden la compañía.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here