La misión militar es un primer paso para el rol de SpaceX como proveedor de servicios militares al espacio

SpaceX, la empresa aeroespacial de Elon Musk, ha cerrado un contrato con las fuerzas aéreas de Estados Unidos para relanzar el dron militar X-37B, una pequeña aeronave construida por el gobierno norteamericano de la que se desconoce su enigmática función. El lanzamiento tendrá lugar el próximo agosto, según ha anunciado el secretario de la Fuerza Aérea estadounidense Heather Wilson.

El X-37B también es llamado ‘Orbital Test Vehicle’ y se lanza verticalmente a bordo desde un cohete, por lo que SpaceX proporcionará uno de sus cohetes reutilizables Falcon 9 para llevar a cabo la misión. Este dron militar aterrizó el pasado mayo tras cumplir su cuarta misión clasificada, de una duración de casi dos años, en la que ha puesto en órbita cargas secretas.

Hasta ahora, el X-37B ha sido lanzado a bordo de un cohete Atlas V, y es que la colaboración entre el Pentágono y la compañía SpaceX es un símbolo de la confianza mutua, así como el primer paso de la empresa privada de Musk para convertirse en proveedor de servicios aeroespaciales militares. 

No existen detalles por el momento de cuál será la quinta misión militar del X-37B, solamente se ha mencionado que llevará a cabo pruebas de dispositivos y instrumentos electrónicos durante su estancia en el espacio exterior. Al tratarse de una nave sin piloto, el X-37B tiene la capacidad de permanecer durante largos períodos en el espacio.

La visión de futuro de SpaceX

La empresa aeroespacial privada más grande de todo el mundo, SpaceX, es el producto del sueño de Elon Musk, que como bien describió, es “convertir al ser humano es una especie multiplanetaria“. Según él, la existencia humana sobre la Tierra tiene fecha de caducidad y es por eso que su objetivo es llevar a los humanos a Marte y a todo el Universo.

Paso a paso, la empresa aeroespacial está consolidando su fase de comercialización, y es que con el objetivo de hacer un lanzamiento cada dos semanas –que está cumpliendo–, debe multiplicar sus ganancias. Algo que está consiguiendo gracias a cerrar contratos con la NASA, enviando satélites comerciales y participando en misiones militares como es el lanzamiento del X-37B.

Por otro lado, se prevé que los beneficios sean mayores gracias a la reutilización de cohetes durante el primer tramo hacia el espacio exterior, que es el más costoso. Y sumado a esto, SpaceX planea lanzar antes de que termine 2017 el primer cohete Falcon Heavy, que tiene una carga espectacular e histórica de 54.000 kilogramos.

Lee ahora: SpaceX lanza por segunda vez la cápsula Dragon

SpaceX bate un nuevo récord al relanzar una cápsula espacial para abastecer la EEI

Los rusos se pican con Elon Musk y SpaceX por la lucha aeroespacial

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here