spotify-opv-inversiones-bolsa tecnologica

¿Ha llegado la hora de ver a Spotify en el parqué?

Spotify es uno de los temas que recorre la cabeza de los grandes inversores en empresas tecnologicas. La Oferta Pública de Venta de la compañía de música en streaming es un tema recurrente en los cafés y bares de alrededor de Wall Street. Mientras que la compañía ha crecido a velocidad de crucero desde que se fundó en 2006, todos los inversores están deseosos de ver la salida a bolsa de la empresa.

Recordemos que Spotify, ha permanecido como sociedad privada durante todo este tiempo, a pesar de las presiones y especulaciones de los actores de Wall Street. Pero, aunque la empresa intenta no precipitarse, parece que ha llegado el momento que todos estábamos esperando.

Aunque no se ha anunciado de forma clara, y no queremos crear un ambiente de especulación, parece que Spotify ha empezado a tomar ciertas medidas para preparar la salida a bolsa.

El pasado jueves, se reveló la incorporación a la Junta Directiva de 4 personas. La startup de música en streaming ha traído al ex COO de Disney Tom Staggs; Padmasree Warrior, un antiguo alto cargo de Cisco que dirige un negocio de coches eléctricos; Shishir Mehrotra, ex jefe de producto de YouTube; y Cristina Stenbeck, una inversora sueca.

El viernes, la compañía resolvió una demanda colectiva con un grupo de compositores que alegaban infracción de derechos de autor. El acuerdo propuesto le costará, a Spotify, unos 43,4 millones $.

Rumores, estrategias y mucha especulación

Se suponía que Spotify debía realizar una OPV a principios de este año para evitar complicadas situaciones de deuda. Pero ciertos contratiempos con su modelo de negocio, los problemas de financiación y algunas demandas imposibilitaron tal salida a bolsa.

Ciertas informaciones aseguraban que la compañía podría salir a bolsa sin una OPV, un hecho muy inusual. El funcionamiento es simple, la empresa que lleva a cabo tal acción se lista en el mercado de valores sin ninguna oferta. Esto significa que la empresa entraría en el mercado bursátil sin emitir nuevas acciones, los poseedores actuales de acciones las podrían vender en el mercado, pero esta sería la única forma de comprar y vender participaciones de Spotify. Como ya he mencionado, se trata de una OPV muy inusual y, aunque no proporciona directamente nueva financiación a la empresa, almenos ofrece cierta estabilidad, evitando inflaciones de precio y altibajos muy frecuentes en las OPVs tecnológicas.

El modelo de negocio de Spotify genera ingresos mediante sus suscripciones así como de la publicidad para las cuentas gratuitas. Pero la compañía también tiene elevados costes relacionados con los pagos a las discográficas.

Por otro lado, la competencia se vuelve más fuerte a cada día que pasa. Apple Music, aunque muy por debajo, se consolida como segundo suministrador en todo el mercado de la música en streaming; Pandora, otro de los grandes rivales, lanzó recientemente un servicio premium que se asemeja significativamente al de Spotify.

Pero no hay ninguna duda de que Spotify sigue dominando el mercado. Como vimos anteriormente, la empresa está creciendo exponencialmente y ya ha rebasado la barrera de los 100 millones de usuarios activos, incluyendo 50 millones de suscriptores premium. Una vez que sean públicos, tendrán que convencer a los inversores de que este impulso continuará.

 

Lee ahora: Spotify denuncia ante la UE el oligopolio de Apple y Google

Más sobre Bolsa Tecnológica:

Lo que dice Wall Street del desastroso 1r Trimestre de Snapchat

Apple ya es la empresa bursátil más valiosa de todos los tiempos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here