PepsiCo, Walmart y Starbucks suspenden su publicidad en YouTube

Nubes negras bailan alrededor del gigante de los buscadores, Google. Las principales empresas estén retirando sus anuncios, una clara señal de que son muchos los que dudan de la capacidad de Google para evitar que sus campañas de marketing aparezcan junto a videos repugnantes, terroristas o que inciten al odio.

“El contenido con el que estamos asociados es espantoso y totalmente en contra de nuestros valores de empresa”, dijo Walmart en un comunicado el viernes.

Las compañías mencionadas más arriba sacaron sus anuncios de la plataforma Youtube, propiedad de Google, después de que el Wall Street Journal descubrió que los algoritmos automatizados de Google colocaron anuncios de estas compañías en cinco vídeos que contenían contenido racista. AT & T, Verizon, Volkswagen y varias otras grandes empresas sacaron sus anuncios a principios de esta semana.

No solo han suspendido sus anuncios en Youtube. Walmart, Pepsi y varias otras compañías han dicho que dejarán de utilizar los anuncios que el buscador coloca en más de 2 millones de sitios web de terceros. Esto ha hecho que las acciones de Google bajaran severamente a lo largo de la semana, puesto que han sido muchas grandes compañías que gastaban gran cantidad de dinero en su plataforma las que se han retirado.

¿Podrá Google recuperarse de la mala imagen y la pérdida de anunciantes?

Si Google no puede atraer de nuevo a los anunciantes, podría resultar en una pérdida de cientos de millones de dólares en ingresos. La mayoría de los analistas, sin embargo, dudan de que el boicot de anuncios dañe seriamente a la empresa matriz de Google, Alphabet, a pesar de que las acciones de Alphabet han caído más del 3% desde el lunes, cerrando en $ 839.65 el jueves.

A pesar de su gran crecimiento, Youtube solo supone un 8% de los ingresos anuales totales de Alphabet. Se trata de un trozo relativamente pequeño del pastel de 73.5 billones de dólares en ingresos que generó en 2016 la compañía tras dividendos (según estimaciones de la firma de investigación eMarketer).

Si los recientes acontecimientos son un simple golpe en el radar de Google o un presagio de problemas mayores en el futuro, dependerá de la capacidad de reacción de la compañía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here