Stephen Hawking lanza una advertencia a China contra la Inteligencia Artificial

Es conocida por todo el mundo la obsesión que el físico teórico Stephen Hawking y el empresario Elon Musk, dos de las personas más respetadas en el campo de la inteligencia artificial, temen por el peligro de la robótica y la inteligencia artificial. Ambas afirman que una inteligencia artificial descontrolada podría poner fin a los días de la humanidad. 

“Creo que no hay una diferencia real entre lo que puede lograrse con un cerebro biológico y lo que puede lograrse con una computadora”, dijo Hawking en una aparición en vídeo en la Conferencia Global de Internet Móvil de 2017 en Beijing. “Los seres humanos, que están limitados por la lenta evolución biológica, no pueden competir y podrían ser superados por la Inteligencia Artificial“, agregó.

No se trata sólo de pronósticos y comentarios catastróficos hechos a la medida para el circuito de conferencias que realizan alrededor del mundo. Hawking y Musk también firmaron los Asilomar AI Principles, un plan de ruta de veintitrés puntos para asegurar que la Inteligencia Artificial sería usada para el bien de la humanidad en un futuro. Estos “principios” se encuentran dentro de un marco creado por el Future Life Institute (FLI), fundado en marzo de 2014 por el cosmólogo del MIT Max Tegmark, el cofundador de Skype, Jaan Tallinn, y el investigador de DeepMind, Viktoriya Krakovna. Tanto Hawking como Musk están en el consejo de asesores del instituto.

El nuevo aviso sobre la Inteligencia Artificial de Stephen Hawking tendrá una gran resonancia en China, un país que en sólo dos o tres años se ha convertido en una fuerza a tener en cuenta en IA, y especialmente en Machine Learning y el Deep Learning. Según los informes del diario Atlántico, los investigadores chinos en el campo han llegado a ser tan prominentes que la reunión anual de las mentes más grandes de la industria, la Asociación para el Avance de la Inteligencia Artificial, tuvo que ser reprogramada apresuradamente cuando se comprendió que las fechas chocaban con el año chino nuevo. Aparentemente, un número igual de documentos presentados procedían de universidades chinas, como lo hicieron desde Estados Unidos.

Es por ello que no deberíamos sorprendernos de que las empresas más grandes de China estén apostando fuerte por la Inteligencia Artificial. Baidu (el equivalente chino de Google), Didi (rival de Uber de China) y Tencent (fabricante de videojuegos y propietario del gigante de aplicaciones de mensajería WeChat) tienen todos sus propios laboratorios de IA. Aparentemente, Baidu tiene hasta 1.300 empleados en su división de Inteligencia Artificial y está apuntando a lanzar sus propios automóviles autodirigidos con fecha de 2020.

No debería sorprendernos que el primer gigante tecnológico nacido de la Inteligencia Artificial provenga de China.

 

Artículos que pueden interesarte

Los eSports, camino de convertirse en una industria billonaria

Gett, la app de transporte, acaba de convertirse en un gigante tecnológico

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here