El Stratolaunch mide 117 metros y se utilizará para lanzar cohetes y satélites al espacio exterior

El multimillonario Paul Allen, cofundador de Microsoft, ha dado a conocer al mundo el espectacular avión Stratolaunch, el más grande del mundo y que ha salido a pista hoy por primera vez. Se trata de una aeronave de dos cabinas que mide 117 metros, pensada para lanzar cohetes y satélites al espacio exterior con el fin de reducir los costes de un despegue convencional. Este gigante avión forma parte de la nueva empresa de Allen, bautizada como Stratolaunch Systems.

Con un total de 28 ruedas, que transportan los seis motores y un peso total de 227 toneladas sin carga –con capacidad para 590–, el Stratolaunch se convierte en el avión más grande del mundo con 117 metros de ala, 72 metros de punta a cola y 15 metros de altura total. Para despegarlo, se necesitan nada más ni nada menos que 3,6 kilómetros de pista frente a los 2 kilómetros de los aviones convencionales.

Reducir el coste de los despegues

El objetivo y la misión final de la empresa de Allen, Stratolaunch Systems, es de reducir los costes de las misiones espaciales: El avión Stratolaunch está diseñado para transportar cohetes a una altitud máxima de 10,6 kilómetros para lanzarlos desde ese lugar, y seguidamente realizar otro vuelo con un mantenimiento mínimo.

Según Allen, esto podría reducir los costes hasta un 60%, comparado con un despegue con plataforma de lanzamiento. De hecho, a largo plazo la empresa de Allen pretende apoyar misiones espaciales de la NASA cobrando hasta un 70% menos que el precio de las aeronaves rusas.

“Normalizar el acceso a la órbita baja de la Tierra”, añade el ejecutivo, es una de las metas de la creación de este tipo de aviones. Stratolaunch ya tiene su primer cliente, Orbital ATK, con quien planean colocar en órbita el cohete Pegasus XL, transportando varios satélites pequeños al espacio exterior.

Esta semana ha tenido lugar la primera salida a pista del Stratolaunch, y se prevé que el lanzamiento de prueba tenga lugar durante el año 2019. “Esto marca el fin de la fase inicial de la construcción de la aeronave y el comienzo de la fase de pruebas en tierra“, ha comunicado Jean Floyd, consejero delegado de la empresa. Durante las próximas semanas tendrán lugar, por lo tanto, distintas pruebas de vuelo, velocidad en tierra y resistencia del avión.

Lee ahora: Rocket Lab, el primero en lanzar un cohete espacial desde una plataforma privada

El último proyecto de Elon Musk para conectar a todo el mundo a Internet desde el Espacio

Increíble: El primer vídeo en 4K de la historia desde el espacio

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here