“Lo que creemos es que un taxi autónomo puede ser barato”, Cameron, VP Udacity

Udacity es una organización educativa fundada por Sebastian Thrun. Hace seis meses, la empresa empezó a apostar por formar un nuevo grupo de ingenieros expertos en conducción autónoma.

El plan de Udacity ha tenido tanto éxito que ahora apuesta por un proyecto, llamado Voyage, en el que se quiere implementar su sistema de conducción autónoma a toda una flota de taxis, prescindiendo de la producción y fabricación de coches. Lo que busca es implementar su sistema en líneas de producción en masa ya creadas y operativas.

Voyage es ahora un proyecto real, del cual Udacity posee un porcentaje, y que ha causado una gran repercusión en los círculos inversores de Silicon Valley. Uno de los fundadores de Udacity, Sebastian Thrun, posee una gran influencia dentro del sector de los coches autónomos, (trabajó con Google), aunque ha negado cualquier conexión con el proyecto Voyage. Oliver Cameron, vicepresidente de Udacity será el encargado de dirigir el proyecto.

Sebastian Thrun ha declarado ante la prensa: “Debido a conflictos personales, me he excluido de cualquier participación en Voyage. Le deseo a Oliver y a su equipo lo mejor”.

Voyage quiere conseguir que el transporte mediante taxis sea muy económico y tenga un bajo coste para el usuario. Actualmente el proyecto cuenta con permiso para empezar a operar en algunas regiones durante los próximos meses, aunque no se ha especifica donde. Según declaraciones de Cameron, el proyecto busca en un corto periodo de tiempo empezar a operar, lo que hace pensar que los coches autónomos están más cerca de lo que muchos usuarios piensan. 

La primera prueba, ¡reto superado!

Gran parte del equipo de Voyage ya había desarrollado parte de un proyecto de conducción autónoma en Udacity, realizando incluso una prueba en carretera en la zona de la Bahía.

El pasado otoño tuvo lugar la primera prueba, donde el coche autónomo realizó casi 50km de camino real, donde encontró 140 semáforos, pasos de cebra, y donde lidió con los peatones. El recorrido duró una hora y media, y fue todo un éxito.

Después del éxito del recorrido del coche, Cameron vio el potencial de este proyecto, y decidió construir un negocio entorno a el proyecto realizado en Udacity, aunque la tecnología utilizada para Voyage no será la misma que la desarrollada por los estudiantes de Udacity.

Un punto de diferenciación para ganar a Google y Uber

Lo que Voyage quiere es implementar su tecnología mucho más allá del sistema de conducción autónoma. Voyage va a utilizar coches ya construidos y va a implementar la tecnología necesaria para la conducción autónoma, pero el proyecto cuenta con un punto diferencial que puede ser clave para no morir ante los grandes players del mercado, como Google o Uber.

Voyage construirá toda una experiencia alrededor de los usuarios que viajen en sus taxis autónomos. Lo que la empresa quiere es que los usuarios se acostumbren a la novedad de viajar en un vehículo conducido de forma autónoma, por lo que creen que un buen sistema de interacción entre el vehículo y el cliente los ayudará a asumir que realizarán un viaje con un taxi sin conductor humano.

De momento los taxis empezarán a operar con un conductor de seguridad, pero el sistema experiencial que quiere implementar Voyage busca conseguir que los propios usuarios, mediante el control de voz, puedan controlar aspectos como el volumen de la música, la emisora de radio que quien escuchar o empezar y terminar el viaje.

 

Artículos que pueden interesarte

Cataluña se erige como hub de los coches eléctricos y autónomos

El Model 3 de Tesla será 10 veces más seguro que los otros coches

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here