terrafugia-geely-coches-voladores

Terrafugia, la nueva adquisición de Geely, lleva años investigando sobre los coches voladores

¿Puedes imaginarte levitando sobre el tráfico y llegar al trabajo en un coche volador? Parece poco probable que suceda a corto plazo, pero un número creciente de empresas – incluyendo Uber y Airbus – quieren cambiar esa perspectiva más pronto que tarde. El último participante en unirse a esta visión futurista es Geely, la compañía china que posee Volvo.

Geely recientemente acordó comprar Terrafugia, según el South China Morning Post. La startup fue fundada por un grupo de cinco graduados del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT). Desde su creación en 2006, la única misión de Terrafugia ha sido hacer de los coches voladores una realidad y llevarlos a la población con un precio relativamente asequible.

Actualmente no existe la tecnología necesaria para su construcción, así que Terrafugia comenzó con una pizarra en blanco. En última instancia, quiere desarrollar un vehículo clasificado como Avión Deportivo Ligero por la Administración Federal de Aviación (FAA). Esto ha sido transmitido por la Motor Authority. La aeronave también debe cumplir con las regulaciones que se aplican a todos los automóviles de pasajeros.

El proyecto se centra en dos futuros prototipos

Terrafugia está experimentando con dos modelos, aunque ninguno de ellos ha alcanzado la fase de prototipo todavía. El primero es similar a un avión básico llamado Transition, que tiene 643 km de autonomía y una velocidad punta de 161 km/h. Las alas del vehículo se pliegan cuando el Transition está en el suelo, lo que explica su nombre.

Un segundo prototipo con más ventajas, llamado el TF-X, está también en proceso. Tendrá una autonomía más alta gracias, en parte, a un tren de transmisión híbrido enchufable y, a diferencia del Transition, podrá despegar y aterrizar verticalmente.

El Transition de Terrafugia tendrá un precio de 279,000 dólares. Puede sonar caro pero ¿se puede poner precio al primer coche volador del mundo? Las entregas se estiman a tres años vista, aunque vale la pena señalar que la compañía ha cancelado sus plazos varias veces. Pero los hondos bolsillos de Geely podrían ayudarlo a llegar finalmente a la etapa de producción.

Sólo el tiempo dirá si invertir en Terrafugia será rentable para la empresa matriz de Volvo. Tranquilo, aún nos quedan algunos años para comenzar a ahorrar dinero y superar el miedo a las alturas.

Lee ahora: Uber probará su nueva flota de taxis voladores en 2020

Más sobre coches voladores

VIDEO: descubre el nuevo coche volador de Toyota

El coche volador por fin ha llegado

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here